Muchas mujeres sueñan con su boda como un día muy especial, organizándolo todo para que sea un evento memorable y en donde la novia sea el centro de atención brille como la más hermosa y la más feliz.

 

Angela Davito, una novia de Arizona, de todo lo que pudo haber soñado del día de su boda, logró que el evento fuera memorable, hasta el punto que fue nota nacional en Estados Unidos, y todo gracias a que fue arrestada.

 

Al parecer la planeada recepción de su boda se salió de control cuando empezaron las peleas entre los invitados, algunos de ellos seguramente muy pasados de copas.

 

La trifulca llegó a tal amplitud de decibeles que los vecinos del lugar donde se celebraba la recepción llamaron a la policía para calmar la situación.

 

La policía llegó y empezó a poner orden, con ayuda de gas pimienta, y cuando ya todo estaba en relativa calma, la novia, con su hermoso vestido blanco símbolo de la pureza,  se vio invadida de una ira incontrolable que le llevó a dar una patada a un policía, iniciando nuevamente el desorden.

 

Ni por haber sido “el día más feliz de su vida” la policía dejó pasar el hecho y Angela fue detenida por agresión a un oficial de las fuerzas del orden y por obstruir operaciones gubernamentales y conducida a la estación de policía.

 

Esperamos que la noche de bodas no la haya pasado en una celda acompañada de mujeres de la vida galante y otras rijosas como ella y que la hayan dejado salir bajo fianza a tiempo para disfrutar de esa primera noche de casada con su marido. 

 

Más información NY Daily News

 

www.miabogadoenlinea.net