Probablemente cuando cometieron el robo estaban bajo efectos de las drogas o del alcohol, porque de otra manera es difícil explicar que cuatro muchachos, entre los 16 y los 23 años, en su sano juicio hubieran robado y metido a 14 ovejas en un Mazda 626.

 

Pero eso fue lo que hicieron. Entraron a varios establos y robaron ovejas que luego acomodaron a empellones en el asiento trasero del coche y en la cajuela de su automóvil, para supuestamente llevarlas después a un matadero ilegal.

 

Esto sucedió en Nueva Zelanda y ahora ellos enfrentan cargos no solo por haber entrado ilegalmente a los establos, sino por crueldad animal ya que al llevarse de forma tan salvaje a los animales, dos ovejas murieron sofocadas.

 

Así, enfrentan 3 cargos por crueldad animal lo que acarrea una sentencia máxima de seis meses en prisión y multas por $25,000 dólares. Pero también enfrentan 11 cargos por haber entrado ilegalmente a los establos lo cual puede significarles hasta 10 años en prisión.

 

Pero antes de ser recluidos, deberían explicarnos como lograron meter a los animales en su vehículo compacto para sustituir a los elefantes por ovejas en el chiste que pregunta cómo acomodarías a cinco elefantes en un Volkswagen.

 

Fuente The Dominion Post

 

www.miabogadoenlinea.net

 

 

Pin It