Bolsas de basura

En una ciudad de Inglaterra, una anciana de 95 años fue apercibida por las autoridades administrativas de que iniciarán acción legal en su contra si vuelve a cometer errores en la separación de basura, ya que introdujo un envase vacío de mantequilla en una bolsa de reciclaje de color equivocado.

 

Preocupados por el medio ambiente, en esa ciudad se ha reglamentado al detalle la separación de la basura, de tal manera que existen al menos siete bolsas y botes de basura de diferentes colores según el tipo de basura que se deposita.

 

Y por haber olvidado la regla y colocar mal la basura, esta mujer, sobreviviente de dos guerras mundiales, de la implantación y caída del régimen comunista, de crisis financieras, de conservadores y laboralistas en el poder, fue severamente amonestada y de reincidir en su conducta, podría ir a los tribunales para responder de sus actos.

 

Sus nietos señalan que afortunadamente interceptaron el apercibimiento antes de que ella lo leyera, pues de lo contrario le hubiera podido ocasionar un ataque al corazón y declaran que tras enterarse de la noticia, su abuela se encuentra muy mortificada.

 

Le podríamos sugerir a esta mujer que para evitarse engorrosos problemas de separación de desperdicios, venga a vivir a México, en donde solo en pocas ciudades la gente se ha acostumbrado a separar basura orgánica de la inorgánica, ya no hablemos de cartón, papel, vidrio y plástico, y donde pese a que existe el poder legal para que los municipios aperciban a la gente, no que se equivoca al separar la basura, sino que la tira en las esquinas o terrenos baldíos, raramente se usa esa facultad.

 

Y para que la pueda llevar más campechana, podríamos invitarla a Veracruz, en donde a finales de la actual administración, hasta se retiraron los botes de basura de las calles haciendo más complicado mantener la ciudad limpia.

 

Total, al país que fueres, haz lo que vieres.

 

Fuente Daily Mail

 

 

www.miabogadoenlinea.net