Bebé llorando

 

Hogar de personas de la tercera edad o en Japón está “contratando” bebés como una medida de bienestar para sus residentes

Un hogar para personas de la tercera edad en Kitakyushu, Japón, ha colocado grandes letreros que anuncian la contratación de personal. Se trata de contrataciones muy específicas pues están dirigidas a bebés hasta los 4 años de edad dispuestos a acompañar por unas horas a los residentes.

Las “contrataciones” se están realizando en el hogar de Kiakyushu, prefectura de Fukuoka, mediante un contrato en el que se establece que los nuevos trabajadores se comprometen a asistir “cuando tengan ganas”. ¿La contraprestación? Pañales y leche de fórmula, una retribución que seguramente los progenitores agradecen mucho.

En el “contrato” también se establece que los trabajadores pueden tomar descansos “cuando tengan hambre, sueño o dependiendo de su estado de ánimo”.

Hasta el momento, los tutores de unos 30 bebés han firmado el contrato.

La residencia de personas de la tercera edad ha impulsado esta actividad para distraer a los más de 100 residentes, casi todos mayores de 80 años, y hacerlos sentir felices y más joviales.

“La sola vista de los bebés hace que nuestros residentes sonrían”, ha declarado sobre la iniciativa la directora de la institución, Kimie Gondo, agregando que en la “contratación”, no hay lista de turnos ni nada por el estilo.

La única obligación que tienen los bebés contratados es dar una vuelta por las instalaciones, acompañados de algunos residentes y de sus madres.

“Los bebés están con sus madres en todo momento. Es como si los llevaran a pasear a un parque”, explicó sobre la iniciativa la directora Gondo.

Para muchos de los residentes, esta innovación les ha generado mucho bienestar. “Son lindos. Me recuerda cuando yo estaba criando”, dijo una residente a una estación local de televisión.

Los resultados del programa han sido excelentes. “Algunos de los niños se llevan tan bien con nuestros residentes que ahora son como verdaderos abuelos y nietos.”

En un país en donde se venden más pañales para adulto que para bebés por la cada vez más baja tasa de natalidad, la iniciativa es interesante porque cualquier ayuda que puedan recibir los jóvenes padres podría ser tomada como un aliciente para aumentar la natalidad.

Para lograr ese objetivo, el gobierno japonés ha tomado varias iniciativas, como la obligación del sistema de seguridad de reembolsar hasta el 70 por ciento de los costos de distintos tratamientos de fertilidad, incluido el costoso tratamiento de Fertilización In Vitro, FIV, o la iniciativa de educación preescolar gratuita a infantes de entre 3 y 5 años y servicio de guardería a menores de 2 años de familias de bajos ingresos.

Esperamos que más bebés soliciten el puesto de trabajo y que la iniciativa se amplíe a otros hogares de ancianos en otras localidades japonesas, porque la experiencia que se ha tenido con estos proyectos ha demostrado que es benéfica no solo para los adultos mayores, sino también para las y los pequeños que aprenden otras habilidades sociales y emocionales.

Más información japantimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net