Anillo entre los dedos

 

Tribunal en China ordenó a una mujer a quien su amante entregó dinero a regresarlo a la esposa por ser patrimonio del matrimonio

El Tribunal Popular de Zhuanghe, en Liaoning, noreste de China, ordenó a la amante de un hombre a regresar a la esposa 3.79 millones de yuanes, unos 580,000 dólares estadunidenses, que el esposo le entregó entre 2008 y 2020.

Se trata de un caso interesante porque, aunque la orden de devolver el dinero menciona que la relación extramarital “es contraria a las buenas costumbres”, el fondo de la decisión radica en que el esposo, identificado como Wang, entregó a su amante, identificada con el pseudónimo Xiaoxia, dinero que pertenecía a la esposa, apellidada Li, por tratarse bienes adquiridos durante el matrimonio. Es decir, el esposo utilizó dinero que pertenece al patrimonio familiar para mantener a su amante y al hijo de 10 años que procrearon.

La esposa tuvo conocimiento de las actividades “extracurriculares” de su esposo hace dos años, cuando descubrió que enviaba dinero a la ciudad donde Xiaoxia reside con su hijo. De su investigación encontró que no nada más le entregaba dinero en efectivo, sino que también le compró dos departamentos y un automóvil.

Pese a que este tipo de demandas no son muy frecuentes porque las esposas (o esposos, en su caso), desconocen sus derechos o les es difícil allegarse de pruebas, Li decidió demandar pidiendo la devolución del dinero. El tribunal aceptó la demanda y ordenó la devolución inmediata del dinero.

Xiaoxia se defendió en el tribunal con el argumento de que ella también fue víctima de Wang porque le dijo que estaba divorciado. Explicó que a lo largo de los años ella le pidió que se casaran para regularizar su relación, pero que él exponía variadas excusas para retrasar la formalización de la unión. Finalmente, dijo que el dinero que le entregó fue para mantener al hijo que tienen en común.

Al rendir su veredicto, el tribunal popular explicó que ninguno de los cónyuges puede disponer de las propiedades en común de la pareja sin el consentimiento del otro. Esto significa que todos los bienes adquiridos durante el matrimonio pertenecen a ambos cónyuges. De esta forma, Wang, infringió los derechos de su esposa Li, y que su relación con Xiaoxia es “contraria a las buenas costumbres” y, por lo tanto, no está protegida por la ley.

Sobre la manutención del hijo, el tribunal señaló a Xiaoxia que el proceso que resolvieron era en materia de propiedad y no de alimentos. Esto significa que ella puede iniciar un proceso de alimentos en contra de Wang a nombre del hijo que tienen en común.

En un proceso semejante, el Tribunal Popular Provincial de Sichuan falló a principios de julio a favor de una mujer divorciada para que la novia de su exesposo le regresara unos 44,000 dólares. En este caso, la pareja lleva divorciada más de dos años, pero la exesposa descubrió (y demostró), que mientras duró el matrimonio empezó la relación extramatrimonial y que el esposo entregó a su amante dinero que era parte del patrimonio de ambos.

La novia negó en el tribunal que antes del divorcio ella tuviera una relación romántica con el exesposo y que el dinero que recibió fue producto de transacciones comerciales. Sin embargo, la exesposa logró convencer al tribunal con mensajes de WeChat que la relación era romántica y que el dinero que él entregó a la amante era también propiedad de ella.

Más información scmp.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net