Cubetas de pollo de KFC

 

Tres veganos detenidos en Finlandia por demostración en apertura de restaurante de KFC, presentan queja ante el Ombudsman Parlamentario

Tres hombres que en noviembre se manifestaron durante la apertura del primer local de KFC, conocido como Kentucky Fried Chiken, en Helsinki, Finlandia, han presentado una queja ante el Ombudsman Parlamentario alegando que la intervención de la policía en su protesta fue ilegal.

Se trata de tres personas que practican como estilo de vida el vegetarianismo estricto, conocido también como veganismo, en el que no consumen ningún producto de origen animal.

Como parte de la promoción por la apertura del primer local en el país nórdico, KFC prometió pollo gratis por un año al primero que ingresara al local. Esto llevó a que muchas personas hicieran fila durante días, entre ellos a un hombre de nombre Benjamín.

Cuando el 11 de noviembre se abrió la tienda y Benjamín entró al local, en lugar de mostrarse satisfecho por el pollo gratis, empezó a leer un documento sobre los derechos de los animales, el maltrato en las granjas y la crueldad con que son sacrificados para que las personas puedan consumir pollo bañado en grasa que pone en riesgo la salud.

Al lado de Benjamín se unieron otros dos hombres que también se identificaron como veganos y parte del movimiento “Veganos Virales”.

Benjamín no pudo terminar de leer el documento porque fue interrumpido por la policía. Junto con sus dos acompañantes los sacaron del restaurante de comida rápida y los llevaron a la estación de policía para ponerlos en libertad unas horas después sin la presentación de cargos.

Considerando que la policía no tenía fundamento para sacarlos del restaurante ni para detenerlos, y que ni siquiera los escucharon cuando estuvieron dentro del restaurante, cinco meses después de ocurridos los hechos, están presentando su queja ante el Ombudsman Parlamentario, un equivalente de la Comisión de Derechos Humanos en México.

El Ombudsman Parlamentario en Finlandia recibe este nombre porque es elegido por el Parlamento. Está encargado de asegurarse que quienes desempeñan funciones públicas cumplan con la ley, con sus responsabilidades y hagan efectivos los derechos humanos y fundamentales en sus actividades. El Ombudsman investiga denuncias, realiza inspecciones in situ, toma iniciativas propias y se pronuncia sobre propuestas legislativas.

Está facultado para recibir denuncias de personas que consideran, como en este caso, que las autoridades no han cumplido debidamente con los mandatos de ley o no han cumplido con sus obligaciones o que no se han implementado debidamente los derechos humanos.

Recibida una queja, es investigada sin cargo alguno para el quejoso y no se inician investigaciones de quejas anónimas. Estas investigaciones pueden durar hasta un año.

Si resultado de la investigación, el organismo concluye que la autoridad no ha cumplido con sus obligaciones o actuó de forma negligente, presenta sus recomendaciones por escrito para que las autoridades tomen las medidas pertinentes.

Más información yle.fi /oikeusasiamies.fi

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net