Imprimir
Visto: 249
Cama destendida

 

Tribunal en ciudad de China publica artículo en que señala que haber engañado al cónyuge no es causal de divorcio

El 2 de enero de este año, un tribunal en Shandong, China, publicó un artículo según el cual la infidelidad no es causal de divorcio porque no cumple el requisito de cohabitación. Se trata de información que ha generado más preguntas que respuestas y que expertos dicen que obedece a una mala interpretación de las leyes por parte del tribunal.

“Cuando una persona casada es atrapada engañando, su comportamiento no es cohabitación, ya que no vive con el amante durante mucho tiempo, así que los cónyuges no puedes presentar el divorcio por esa razón. Es más, no pueden usar el adulterio como razón para solicitar la compensación por daños”, se leía en el artículo, cuya publicación fue eliminada.

“En otras palabras, si tienes evidencia de que tu cónyuge estuvo en una habitación con alguien del sexo opuesto, no puedes pedir el divorcio porque esto no es cohabitación prolongada”, se explicaba en el artículo.

El artículo citaba, además, una reforma a la legislación civil que inició vigencia el año pasado respecto del llamado “periodo de calma”. Se trata del periodo de un mes desde la presentación de la solicitud de divorcio a la tramitación de este y cuya intención es calmar los ánimos de los cónyuges para que reconsideren la decisión del divorcio.

“Por un lado, para las solicitudes de divorcio, la ley ha añadido un periodo de calma de 30 días. Por el otro lado, para los litigios de divorcio, la interpretación legal ha excluido el engañar de las causales para un divorcio”, explicaba el artículo del tribunal de Shandong.

Este artículo generó no solo malestar, sino confusión entre las personas lo que llevó a los expertos en la materia a pronunciarse al respecto.

“Las disposiciones citadas en el artículo aplican a las audiencias y sentencias de los tribunales, pero no hay un requisito mínimo para que las personas presenten la solicitud de divorcio. Solicitar un divorcio es un derecho fundamental de los ciudadanos y es responsabilidad del tribunal decidir si se concede el divorcio. Esta diferencia no debe ser confundida”, declaró el profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Beihang de Pekín, Zhou Youjun.

“El principio fundamental de las leyes de divorcio en China es ‘salvaguardar la libertad de divorciarse mientras se opone a los divorcios precipitados’”, explicó el profesor Zhou.

El artículo fue publicado por el tribunal para tratar de desincentivar los divorcio. Desde 2003 a 2019, el índice de divorcios aumentó considerablemente en China, con 1.3 millones de divorcios en 2003 a 4.5 millones de trámites en 2019. Al aumento de divorcios se suma el descenso de matrimonios que según cifras proporcionadas en septiembre del 2020 por la Oficina Nacional de estadísticas de China, cuya tasa cayó 0.66 por ciento, registrándose el menor número de matrimonios en 10 años. Estas cifras son motivo de preocupación para las autoridades que han hecho de la protección del matrimonio uno de los objetivos sociales más importantes.

En China se legisló el divorcio voluntario por primera vez en 2003, facilitando el trámite a las parejas en donde no existiera ningún conflicto de interés ni por repartición de bienes ni por custodia del hijo, de tal forma que el trámite toma unas horas. Antes de esa reforma siempre se debía acudir al tribunal presentando una causa de divorcio, es decir, solo existía lo que en México conocemos con divorcio necesario.

Pese a que el inicio de la vigencia del llamado “periodo de calma” supuestamente saturó el sistema de citas del registro civil para la tramitación de los divorcios, cifras parciales publicadas por el gobierno chino indican que en 2021 el número de divorcios disminuyó respecto del 2020 cuando también se presentó un menor porcentaje de divorcios respecto del 2019.

Más información scmp.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net