Letrero prohibido estacional

 

Corte de Estados Unidos concluye que es inconstitucional marcar con tiza las llantas de los vehículos mal estacionados

El 6º Circuito de Apelaciones de los Estados Unidos concluyó la semana pasada que oficiales de tránsito marquen con tiza o gis las llantas de los vehículos mal estacionados, es violatorio de la Cuarta Enmienda y, por lo tanto, inconstitucional.

La Cuarta Enmienda protege a las personas de pesquisas y aprehensiones injustificadas por parte del gobierno. El derecho a no ser objeto de pesquisas y aprehensiones que no están justificadas es uno que está también dispuesto en la Sección 1983 de la Ley de Derechos Civiles de los Estados Unidos. En México un derecho similar está regulado en el artículo 16 constitucional que dispone que nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento.

En un caso que ha estado deambulando por los tribunales hace varios años, Alison Taylor, de la ciudad de Saginaw, Michigan, después de recibir la décimo cuarta multa por estacionar mal, presentó una demanda en contra de la ciudad y la agente Tabitha Hoskins que vigila que los automóviles no estén estacionados más tiempo del que tienen derecho.

Esta demanda, que pretende convertirse en acción colectiva, llegó en abril de 2019 a la Corte de Apelaciones que en ese momento concluyó que el marcar con tiza los neumáticos o llantas de los vehículos constituye una pesquisa en término de la Cuarta Enmienda y, por lo tanto, la ciudad y la oficial de tránsito necesitan de una orden judicial para hacerlo y no están cubiertos por las excepciones de cuidado a la comunidad o de vehículos automotores.

La Corte de Apelaciones regresó el caso al juez federal de distrito, quien sentenció que la pesquisa está justificada por una excepción diferente de las pesquisas de autoridad administrativa. El juez dijo que esta excepción aplica cuando la pesquisa es efectuada por un propósito administrativo conforme con un esquema regulatorio, como la inspección de un domicilio para verificar el cumplimiento con algún código de vivienda municipal.

El juez Richard Allen Griffin, quien presidió el panel de Apelaciones, explicó en su decisión que esta excepción no aplica en todos los casos para las autoridades administrativas ya que quien es investigado debe tener la oportunidad previa de cumplir con la disposición, lo que no sucede cuando los neumáticos son marcados porque el resultado es el levantamiento de la infracción.

Con su decisión, la Corte de Apelaciones mantiene la demanda en contra de la ciudad, aunque desechó la demanda en contra de la oficial al señalar que al no haberse establecido claramente la violación en su contra, ella tiene derecho a la inmunidad calificada, una doctrina establecida en 1967 por decisión de la Suprema Corte que dispone que un funcionario no tiene responsabilidad personal a menos que violen el derecho de un individuo claramente establecido en una ley o en la Constitución.

El caso regresa ahora al juez de distrito Thomas Ludington para que siga con el proceso, empezando por definir si el marcar las llantas cabe en otras excepciones previstas a la justificación de la pesquisa, lo que no fue definido por la Corte de Apelaciones.

El abogado de Alison Taylor, Philip Ellison, dijo que pretenden que la demanda sea aceptada como una acción colectiva a la que puedan unirse todos los automovilistas a los que se les han marcado los neumáticos, aunque no hayan recibido multas, y aseguró que casos similares están pendientes de resolución en otras ciudades de Michigan.

Más información abajournal.com

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net