Mazo judicial

 

En proceso diferente, quien fue sentenciado por filmar policías moribundos tras accidente, renegó del sistema judicial australiano

La tarde de este lunes se verificó en el Juzgado de Paz de Melbourne, Australia, la audiencia del proceso de varios delitos imputados a Richard Pusey respecto de una mujer. Se trata del mismo hombre que filmó a varios policías moribundos que lo detuvieron cuando conducía su auto a exceso de velocidad.

El terrible accidente ocurrió en abril de 2020 cuando la policía detuvo a Richard Pusey por conducir a exceso de velocidad su automóvil Porsche en una autopista en Melbourne. Mientras los policías evaluaban si enviaban el auto al corralón, fueron embestidos junto con el Porsche por un tractocamión.

Mientras filmaba a los cuatro policías que estaban muertos o muriendo, se escucha decir a Pusey frases como “está apachurrado”, “justicia”, “absolutamente asombroso”, “hermoso”. “Creo que todos están muertos”, dijo. “Creo que estaré tomando… un Uber para ir a casa, uh”.

Por el delito de ultrajar la decencia pública, Pusey fue condenado a 10 meses de prisión en abril de 2021.

Tomando en consideración el tiempo que estuvo detenido, Pusey cumplió la sentencia de ultraje a la decencia pública, pero está siendo procesado por delitos diferentes derivados de un incidente cometido en diciembre. En este nuevo caso se le han imputado los delitos de detención ilegal, amenazas de muerte y conducta imprudente por presuntamente “poner una soga al cuello” a una mujer.

Durante la audiencia de este lunes de fijación de fianza, celebrada en línea, Richard Pusey tuvo un exabrupto cuando la juez negó una orden de supresión para prohibir la publicación de cualquier información relacionada con el caso.

“Los veo el próximo lunes… En realidad no estoy interesado en este sistema judicial, no funciona, ya no ayuda a nadie”, dijo al tribunal presidido por la juez Luisa Bazzani. “Obtendría mejor justicia en Bielorrusia bajo Lukashenko”, dijo muy molesto antes de despedirse.

La juez señalando que no admitiría este tipo de lenguaje, ordenó que se cerrara el micrófono de Pusey. Acto seguido, el abogado de la defensa, Manny Nicolosi, pidió a la juez que le permitiera tratar de hablar con su cliente por lo que audiencia quedó suspendida brevemente.

Momentos después, el abogado Nicolosi dijo que no había podido contactar con su cliente y que parecía “inequívoco” que Pusey ya no deseaba continuar con la audiencia.

La juez declaró que Pusey había sido retirado de la audiencia, “debido a que dañó una cámara” y se rehusaba a regresar a la sala donde estaba para atender a la audiencia.

“Retiraremos la petición, no quiero que el señor Pusey sea coaccionado en algo que no quiere hacer”, declaró al abogado Nicolosi al tribunal, con lo que la audiencia de este lunes se dio por terminada.

Cuando Richard Pusey fue sentenciado por haber filmado a los policías mientras morían, el juez expuso que esta persona bien podía tener un desorden de personalidad y por eso había reaccionado al accidente con extrema frialdad y crueldad, pero ello no obstó para que calificara su conducta como como “insensible y reprensible”, además de “inhumana, cruel y deshonrosa”.

Más información nws.com.au

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net