Cápsulas Ooho para agua

 

Pareja taiwanesa fue multada por no usar cubrebocas dentro de su vehículo mientras tomaban agua

Muchos intelectuales se inclinaban a pensar que una tragedia de grandes proporciones uniría a la humanidad en torno de un objetivo común. La pandemia por Covid-19 llegó y sus mejores deseos no se hicieron realidad porque esta gran catástrofe no ha logrado unirnos y solidarizarnos, no como humanidad y tampoco como comunidades.

Las respuestas a esta catástrofe han sido diferentes y, obviamente, van variando según las situaciones especiales de cada país. Así, economías que se lo pudieron permitir establecieron estrictas reglas de confinamiento que, pese a las ayudas estatales, llevó a mucha gente a perder sus empleos y sus fuentes de ingreso y a otros a que sus negocios quebraran, particularmente aquellos en la industria alimenticia, del entretenimiento y del hospedaje.

Entre estas economías que han establecido estrictas reglas está Taiwán que de momento está en Nivel 3 de Alerta, el que podría bajar en los próximos días si se logra controlar el número de nuevos casos.

Con fundamento en la Ley de control de enfermedades transmisibles el uso de cubrebocas en exteriores es obligatorio y al parecer no hay excepciones ni para los que conducen sus vehículos.

Un caso que muestra el extremo al que las autoridades están dispuestas a llegar para tratar de evitar la propagación del virus lo expuso un hombre de nombre Chen que el 8 de julio, aproximadamente a las 4 de la tarde fue detenido y multado por haberse quitado el cubrebocas para tomar agua.

Según Chen y el video que publicó sobre los hechos, él y su esposa salían en su vehículo de una sucursal de Costco en Taipéi. Siendo un día caluroso les dio sed y se les hizo fácil quitarse el cubrebocas y tomar unos sorbos de agua. Un oficial de policía que circulaba la zona los vio sin el barbijo y los detuvo para poner la consecuente multa.

El oficial anunció a la pareja que por estar en la vía pública procede la imposición de una multa a cada uno de 3,000 nuevos dólares taiwaneses, equivalentes a 100 dólares estadounidenses. Molesto por la situación, Chen empezó a filmar al policía quien le pidió que no lo hiciera. Cuando la pareja se negó a cumplir con la instrucción, el oficial de tránsito anunció que aumentaría la multa al máximo, es decir 15,000 nuevos dólares taiwaneses.

El caso se hizo viral y al respecto, la estación de policía de Guandu en la ciudad de Taipéi, declaró a los medios que es falso que el oficial amenazara con elevar la multa por filmar el incidente, pero concluyó que la imposición de la multa es legal conforme con las reglas establecidas en la ley.

Chen tuvo que reconocer al final que había infringido las reglas del Nivel de Alerta 3 vigente esa calurosa tarde de julio que tuvo sed, pero se quejó en los medios de comunicación sobre la imposición de la multa por las dificultades económicas que muchos enfrentan. “Durante la pandemia todos están teniendo problemas en generar su sustento. Entonces llega la avariciosa policía. Es ridículo.”

Es ridículo, pero es legal.

Más información taiwannews.com

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net