Imprimir
Visto: 231
Termómetro

 

En Australia se desecha la infracción de un abogado de dejar las ventanas del automóvil abajo mientras compraba leche

Aceptada la culpabilidad de la infracción, un juez de Nueva Gales del Sur, Australia, decidió desechar el caso en contra del abogado de derechos humanos David Allen, infraccionado por haber dejado abiertas las ventanas y la puerta sin seguro una calurosa tarde de enero cuando estacionó su automóvil frente a unos locales para comprar leche.

La legislación de tránsito de Nueva Gales del Sur prevé como motivo de infracción que el conductor deje las puertas sin seguro o las ventanas abiertas más de 2 centímetros cuando se aleje más de tres metros de su vehículo y es una conducta que es multada con hasta 114 dólares australianos, casi US$ 86.

Ante el juez Michael Antrum del Tribunal Local Downing Center en Sídney, este lunes el abogado Allen se declaró culpable de la conducta, pero dijo que, honestamente, no entiende la disposición. “Cada persona a quien se lo menciono se sorprende igual que yo lo hice”, declaró al juzgador narrando que inicialmente creyó que lo habían infraccionado por haber estacionado en lugar prohibido o algo semejante porque desconocía que dejar las ventanas abajo es motivo de infracción. Dijo que se trataba de un día caluroso y que por eso había dejado el auto abierto, pero que llevaba las llaves consigo lo que hacía imposible que lo robaran.

El magistrado respondió también con sorpresa y dijo que entiende que la disposición “pretende reducir las primas de los seguros para la comunidad” y que es como mejor comprende la norma. “Puedo asegurarle que otros jueces se han rascado también las cabezas una vez que esta disposición empezó a tener vigencia”, dijo el juez Antrum, añadiendo que está “convencido de que existen buenas razones de políticas públicas” en torno de la regla de tránsito. De esta forma, hizo notar que se relaciona con las primas de seguros por el robo de pertenencias dentro de los vehículos. “Se trata de mantener los costos bajos para todos”, concluyó el juez la explicación de lo que él cree es la razón detrás de esta disposición.

Felizmente para el abogado Allen, el juez concluyó el caso probando la infracción, pero desechándola lo que significa que no se impuso la multa y que no se añade esta conducta al registro de conductor.

Afuera del tribunal, el abogado Allen, que ha trabajado con diferentes organizaciones de derechos humanos, declaró que la infracción le parece escandalosa por atender una conducta trivial, “dada la demanda por policías en este estado”.

“En tanto que el juez explicó lo que él piensa que es la política pública detrás, una para mantener las primas de seguro bajas, yo lo miré desde la perspectiva de ¿por qué el estado interfiere con mi libertad de dejar las ventanas abajo en un día caluroso?”, declaró David Allen, cuestionando el grado en el que el estado “está constantemente invadiendo la libertad de elección de las personas y la libertad de aceptar los riesgos”. Lo anterior porque se trata de una conducta que tiene consecuencias económicas y de los antecedentes como conductor.

El abogado Allen dijo, además, que este tipo de infracciones son una pérdida de tiempo y recursos de la policía y de los tribunales, añadiendo que “deshonra la ley” porque “no es proporcionado ni le sirve a alguien.”

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net