Imprimir
Visto: 184
Bar, bebidas alcohólicas

 

Tribunal de Inglaterra concluye que el despido de un trabajador que se reportó enfermo y fue visto en un bar fue ilegal

Un tribunal laboral en Newcastle, Inglaterra, concluyó que fue injustificado el despido de una trabajador que se reportó enfermo, pero que por la noche fue visto afuera de un bar fumando.

Se trata del caso presentado por Colin Kane, de 66 años, quien era conductor de la empresa de construcción Debmat Surfacing, en Gateshead, al norte de Inglaterra, por haber sido despedido el año pasado por razones de “abuso de confianza y deshonestidad”.

Colin Kane sufre de enfermedad crónica obstructiva pulmonar. El 9 de marzo de 2020 se reportó por teléfono al trabajo diciendo que no podía ir porque había estado todo el día en la cama con dolor en el pecho. Sin embargo, el gerente de contratos de la empresa, Shaun Johnson, dijo haberlo visto esa noche fumando afuera de un bar.

La empresa decidió realizar una audiencia disciplinaria al respecto. Colin Kane negó haber estado esa noche en el bar, aunque aceptó haber ido la noche siguiente. Cuando sus jefes le dijeron que “si no pudiste presentarte al trabajo y estabas tomando antibióticos, seguramente no debías estar en el bar”, él respondió que había ido por un corto periodo de tiempo y que no había visto nada equivocado en haber ido.

La empresa decidió dar por terminada la relación laboral por abuso de confianza y deshonestidad.

Ante el tribunal laboral en Newcastle, los administradores de la empresa testificaron que Colin Kane había sido visto “varias veces” fumando afuera del bar, pero no lo pudieron fundamentar con la investigación. De esta forma, la juez Andrea Pitt concluyó que el proceso de investigación llevado a cabo por el empresa fue defectuoso y que este proceso estaba por debajo de los estándares de “un patrón razonable”.

La juez explicó al dictar su fallo en mayo que “se le dijo al quejoso que no debía haber estado en una taberna porque había estado ausente por mala salud”, pero que “no hay nada en el procedimiento disciplinario que prohíba a un empleado actuar de esta manera". Es decir, nada prohíbe faltar al trabajo por enfermedad y salir de la casa.

Por lo tanto la juez concluyó que el despido del trabajador fue ilegal. “Había un 25 por ciento de probabilidad de que el quejoso hubiera sido despedido si el demandado hubiera conducido un procedimiento equitativo”, dijo, concluyendo que “el quejoso no favoreció su despido”.

Esta decisión parece incomprensible, aunque se fundamenta en que el patrón no pudo demostrar que el trabajador deliberadamente mintió sobre su enfermedad al no haber sido cuidadoso en la investigación de los hechos.

Contrasta con la decisión que hace unos años tomó el Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia, España, al justificar el despido de un empleado que estando de incapacidad por enfermedad por depresión, fue a un partido de la selección española de fútbol en julio de 2012, "dando muestras de alegría con saltos, brazos en alto y levantando a su hijo en volandas", según confirmó el detective privado contratado por la empresa.

En este caso, pese a que se testificó que la depresión no significa estar todo el tiempo triste, el tribunal concluyó que con su actitud había faltado a la confianza puesta en él por la empresa en que estaba contratado.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net