Videocasete

 

Fiscalía en Oklahoma retira acusación presentada hace de 21 años en contra de quien rentó un VHS y no lo regresó

El 21 de abril la fiscalía del condado de Cleveland, Oklahoma, Estados Unidos, decidió retirar la acusación por desfalco presentada en contra de Caron Scarborough Davis incoada por no haber regresado a la video tienda en que rentó un VHS con la película o episodios de la serie Sabrina, la bruja adolescente, en 1999.

La mayoría de las tiendas de renta de videos han desparecido, más aun las que rentaban cintas de VHS o Betamax. La tienda en donde Caron, o alguien a su nombre, rentó la cinta despareció en 2008, pese a lo cual la acusación en su contra por “intencional, ilegal y criminalmente desfalcar UNA (1) cinta de video, Sabrina, la bruja adolescente, por un valor de $ 58.59” siguió vigente hasta la semana pasada.

Era raro que las video tiendas presentaran cargos penales por no regresar las cintas. Solían ir acumulando el cargo por día de retraso en la devolución, que era cobrado cuando el cliente regresaba a querer alquilar nuevamente alguna película o serie de televisión. Al respecto, Tim D. Kuykendall, quien en 1999 era fiscal de distrito, dijo que la política era de no presentar cargos salvo que el comerciante hubiera intentado todo lo posible para recuperar la videocinta, como llamadas telefónicas o el envió de cartas certificadas. Además, dijo, antes de presentar los cargos su oficina usualmente enviaba una carta.

En el caso de Caron se desconoce si se hizo “todo lo posible” por recuperar la cinta. Ella ha declarado que no rentó ese VHS y que nunca vio Sabrina, la bruja adolescente, una serie que se transmitió de 1996 a 2003 y que a los ojos de los seguidores de la serie de Netflix que lleva el mismo título, muy poco tiene que hacer frente a la moderna versión más oscura e ingeniosa. Dice que en esa época vivía con un hombre que tenía dos hijas, y ya sea porque las niñas usaron su cuenta para hacer la renta o porque sea un placer culposo que la mujer de 52 no tiene deseos de confesar, el resultado de no haber regresado el videocasete pudo haber llevado a la imposición de una sanción penal.

Lo interesante es que esta mujer desconoció el cargo en su contra todo este tiempo y fue hasta que se casó y tratar de cambiar el apellido en la licencia de conducir que le informaron que existía esa acusación penal. “Pensé que me iba a dar un paro cardíaco”, declaró sobre este episodio a KOKH Fox 25 en Oklahoma.

La buena noticia es que “en el mejor interés de la justicia”, la fiscalía en Oklahoma decidió retirar el cargo, aunque se desconoce si todavía debe dinero, si hay alguien a quien deba pagarlo o si por la desaparición del giro mercantil de la video tienda esa cargo quedó en el olvido como parece ser que sucedió con el VHS que Caron dice no tener en posesión.

Probablemente ahora todos los que olvidaron regresar videocasetes o DVD a las tiendas de renta de videos estén preguntándose si en su contra también pesan absurdas acusaciones penales como esta.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen de Pixabay