Billetes y tarjeta de crédito

 

Procesan por robo a mujer que dispuso de más de un millón de dólares que por error se depositó en su cuenta

Cuando por error apareció en su cuenta bancaria una transferencia de 1’205,619.56 dólares estadunidenses, probablemente Kelyn Spadoni pensó que era la respuesta de Dios o del Universo a sus problemas. Pero no, pese que con ese dinero compró una casa y un automóvil deportivo, sus problemas apenas empezaron pues ahora está siendo procesada por robo y fraude… y desempleada.

Kelyn Spadoni, que trabajó como operadora del número de emergencia 911 en el estado de Luisiana hasta el día en que le presentaron la denuncia, tenía una cuenta en la empresa de servicios financieros Charles Schwab Corporation. A esa cuenta, que abrió apenas en enero, le debían depositar a finales de febrero US$82.56, pero por un error del software se hizo el depósito de más de 1. 2 millones de dólares.

Cuando los operadores notaron el error, quisieron recuperar el dinero, pero los fondos ya no existían pues Kelyn, de 33 años, los movió a otra cuenta de banco y compró una casa y un automóvil deportivo Hyundai Genesis.

Como el dinero no era de ella, personal del banco intentó contactarla varias veces, pero sin éxito. Así, iniciaron un proceso de arbitraje ante la Financial Industry Regulatory Authority para la recuperación del dinero, pero notando que podía tardar hasta dos meses para tener una resolución y que durante ese tiempo Kelyn podía gastar el dinero, decidieron presentar una denuncia en una corte de distrito federal en Nueva Orleans, Luisiana, en la que la acusan de fraude bancario, transferencia ilegal de fondos y robo por un monto superior a los US$25,000.

Kelyn Spadoni fue detenida por la policía de la parroquia Jefferson, la jurisdicción donde tiene su domicilio, pero este martes salió después de que se le fijó una fianza de US$ 150,000, según declaraciones a los medios del capitán Jason Rivarde, de la oficina del alguacil de la parroquia Jefferson. (En Luisiana se llaman parroquias a los que en el resto del país se denominan condados).

El vocero del alguacil ha declarado que casi todo el monto del depósito indebido ha sido recuperado. “Creo que la mayoría de las personas saben cuánto dinero hay en sus cuentas bancarias”, declaró el capitán Rivarde. “Cuando esperas US$80 y recibes 1.2 millones, probablemente hay una equivocación.”

Además de que ahora hay pendiente un proceso penal en su contra, Kalyn fue despedida del trabajo que había tenido durante cuatro años y medio. Muy probablemente el dinero que el banco no ha recuperado lo tendrá que regresar como parte de un acuerdo para que se desechen los cargos en su contra, así que este dinero le ha traído muchos más problemas que soluciones.

Cuando se hacen depósitos o pagos de lo que no es debido, la persona que lo recibe tiene la obligación (moral y legal) de avisar a quien le pagó y de ninguna manera puede disponer de ese dinero porque, como lo dijo el capitán Rivarde, “cuando tomas algo que obviamente no es tuyo, eso es robo”.

Esta misma conclusión debe aplicar cuando se hacen compras y por error entregan más mercancía o por un valor superior a lo comprado, lo que ocurre particularmente en compras en línea. Disponer de esos bienes y/o sacar provecho revendiéndolos es también ilegal y la tienda puede exigir la devolución o el pago. Pero a veces tenemos ideas tan equivocadas que creemos que “lo caído, caído” y que es nuestro derecho disponer de esos bienes o dinero. Kaylin pensó así y ahora la señalan como ladrona.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net