Pozo petrolero

 

Presentan iniciativa de ley en Texas para sancionar el boicot a empresas de combustibles fósiles

Cuatro senadores han presentado en el Congreso de Texas, Estados Unidos, la iniciativa de ley SB 13 que tiene la finalidad de sancionar a todas las empresas que “boicoteen” a la industria de combustibles fósiles, instruyendo al gobierno a terminar todo contrato que tengan con estas empresas.

Esta iniciativa de ley que ha sido clasificada como de alta prioridad, recrea las leyes aprobadas por diferentes congresos estatales para sancionar a las empresas que no apoyen a Israel, es decir, para sancionar a todas las empresas a favor del movimiento BDS que promueve el Boicot, Desinversión y Sanciones a empresas establecidas en los territorios ocupados por Israel. En el caso de Texas, esta ley fue recurrida por oponerse a la libertad de expresión de las personas.

Pese a que en febrero la dependencia de los combustibles fósiles mostró su peor cara cuando millones de texanos se quedaron sin energía eléctrica, los senadores consideran que es en el mejor interés del estado apoyar a estas empresas.

En esencia, la iniciativa de ley ordena al contralor del estado a elaborar una lista negra de empresas que hacen boicot a las de combustibles fósiles utilizando información disponible pública, incluida "información proporcionada por el estado, organizaciones sin fines de lucro, empresas de investigación, organizaciones internacionales y entidades gubernamentales".

¿Qué se entiende por ‘boicot’? La SB 13 lo define como "negarse a tratar, terminar actividades comerciales con, o tomar cualquier acción que tenga la intención de penalizar, infligir daño económico o limitar las relaciones comerciales con" una compañía de petróleo y gas o compañías que "hacen negocios con" compañías de combustibles fósiles.

La iniciativa faculta a ambas cámaras del congreso y al fiscal general del estado a notificar a las empresas que estén planeando boicotear a las empresas de combustibles fósiles, por ejemplo, mediante la desinversión, concediéndoles la oportunidad de explicar sus intenciones. De no hacerlo, se permite que entidades del estado retiren sus inversiones de esos negocios.

La definición de la iniciativa es tan amplia que podría incluir a muchas grandes empresas como Tesla que fabrica automóviles eléctricos y que está planeando construir una gran planta a las afueras de Austin. ¿Ejerce boicot contra las empresas de combustibles fósiles? Otras empresas que podrían quedar incluidas son las grandes tecnológicas como Google, Facebook y Apple que están siendo presionadas para dejar de licenciar su software a empresas de combustibles fósiles.

Incluso el fondo de educación básica y media del estado, el más grande de los Estados Unidos, tiene inversiones en varias empresas que han hecho compromisos de transición a energías limpias o de desinversión de empresas de combustibles fósiles como Barclays, Vodafone, Bank of America, Samsung, Microsoft y AT&T. Conforme con la iniciativa estas empresas tendrían que ser penalizadas.

Lo interesante de este asunto es que las autoridades del estado están tratando de que las grandes empresas muden sus plantas de California a Texas, ofreciéndoles impuestos más bajos y otro tipo de incentivos financieros. Pero si se aprobara esta iniciativa de ley, estas mismas empresas terminarían siendo castigadas por el estado que ahora les está endulzando el oído.

“Están reclutando compañías Fortune 500 para mudarse aquí con la promesa de que Texas puede ayudarlas a lograr la neutralidad de carbono y, al mismo tiempo, socavar esos mismos esfuerzos para apuntalar la anacrónica y peligrosa industria petrolera", declaró vía e-mail a Earther Luke Metzger, director ejecutivo de Environment Texas, explicando que estos senadores, aliados del gobierno republicano del estado, “se están dando un tiro en el pie”.

Más información earther.gizmodo.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net