Mujer con teléfono celular

 

Condenan a joven nigeriano que para extorsionar falsificó un video sexual que se hizo viral

Un juez estatal de Imo, Nigeria, condenó a prisión a un joven de 20 años que quiso extorsionar al comisionado de Querellas Públicas, Willie Amadie, haciendo un falso video sexual que se viralizó en la red.

Fue el propio Willie Amadie quien presentó denuncia por la existencia de ese video sexual en que aparecía su imagen. A partir de esta, la policía inició una investigación que llevó hasta el joven de 20 años, Peter Nwoke, como el autor del video.

Según consta en el expediente del caso llevado ante el juez C. P. Nnoromele, tras un poco de presión en el interrogatorio el joven confesó haber hecho el video falso para extorsionar al funcionario público, pero dijo que no le salió como pretendía.

Según la confesión de Peter Nwoke en la estación de policía, y que repitió ante el juez. La historia empezó cuando se encontró un teléfono celular en la capital del estado Owerri. Con el teléfono en la mano, se trasladó a Isu, su municipio de residencia.

Al día siguiente de haber encontrado el teléfono, recibió la llamada de una persona que se identificó como el abogado Willie Amadie que le dijo que era el propietario del teléfono. El joven le dijo dónde tenía el teléfono y, habiendo acordado los detalles de entrega, se reunieron y uno entregó el teléfono y el otro 40,000 nairas, unos 105 dólares estadunidenses, como agradecimiento.

“Antes de eso”, declaró Peter Nwoke al juez Nnoromele, “transferí información de su teléfono al mío, incluidas unas fotografías que tomó en una piscina.

“Cuando se fue, la codicia y el demonio se me metieron. Pensé que podía hacer mucho más dinero de él. Viendo su auto y dándome cuenta de que era un hombre importante, decidí montar una de sus fotos en un ambiente sexual para forzarlo a negociar un acuerdo conmigo.

“Cuando lo llamé varias veces y no respondió mis llamadas, me enojé y decidí enviar las imágenes en Internet.

“Tres días después, estaba en una reunión con algunas personas, cuando la policía me arrestó. Confesé mis actos en la estación de policía porque no sabía que lo que estaba haciendo me traería tantos problemas.

“Le supliqué que me perdonara y prometí no volver a hacer una cosa como esta otra vez”, declaró el joven procesado.

Habiendo escuchado esta declaración, y tomando en consideración la declaración de culpabilidad, el juez dictó una sentencia de culpabilidad por difamación según lo previsto en la Sección 373 del Código Penal y el Capítulo C38 de las Leyes de la Federación de 2004 que lo hacen aplicable en el estado de Imo. Así, Peter Nwoke fue condenado a un año de prisión, lo que “servirá de disuasor a otros jóvenes que puedan estar caminando por un sendero tan ruin”, según palabras del juez.

Esperemos que la incipiente carrera delictiva de este joven no reciba un impulso mayor en la prisión en donde se suelen impartir cursos intensivos de delincuencia. Como desertor escolar con iniciativa y creatividad, es candidato ideal para este tipo de instrucción.

Más información allafrica.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net