Camisa y corbata

 

Corte de Apelaciones en Canadá se manifiesta en contra de abogado que al despedir a una empleada la exhibió como deshonesta

Durante la audiencia del viernes del caso presentado por el abogado Paul Doroshenko para tratar de revertir una decisión que le es contraria, la Corte de Apelaciones de Columbia Británica, Canadá, le anunció que no aceptaban su apelación, pero que revisarían la petición de la víctima de aumentar los daños adjudicados.

Se trata de un caso presentado por el despacho del abogado Doroshenko, Acumen, en contra de la estudiante de Derecho, Melissa Ojanen, a quien acusaron de invadir sus oficinas, robar sus archivos y datos e intentar competir con ellos mientras estuvo empleada en el despacho. Esto porque en septiembre de 2016 el abogado Doroshenko descubrió la existencia de un blog en el que se daba información en materia de tránsito, especialidad del despacho, copiada de su sitio web.

El abogado presupuso que el blog pertenecía a Melissa Ojanen, pero en lugar de confrontarla directamente presentó la demanda en su contra y le notificó enfrente de sus compañeros del Curso de Entrenamiento Legal que estaba despedida por “conducta engañosa y deshonestidad", lo que, a decir de la joven, no solo la exhibió sino que le cerró las puertas para ser contratada, obligándola a vivir en un automóvil y luego en la calle para luego tener que regresar a casa de sus padres en Ontario.

En agosto de 2019 el juez de primera instancia Geoffrey Gomery desechó las acusaciones presentadas por Doroshenko y en su lugar concluyó que la empleada “es víctima de una conducta injusta, intimidatoria y de mala fe por parte de su ex patrón y su exdirector y ha sufrido angustia emocional sustancial y prolongada debido a esa conducta.”

          

En la decisión señaló: “En este caso se acentuó el habitual desequilibrio de poder entre patrón y empleado. La señora Ojanen era una mujer joven sin contactos locales en la profesión legal. Doroshenko era el director de un bufete de abogados establecido. La señora Ojanen era terriblemente vulnerable. El señor Doroshenko poseía capital reputado y recursos financieros. No se contentó simplemente con despedirla, sino que aprovechó al máximo su posición privilegiada para lanzar una campaña contra la señora Ojanen a través de esta demanda".

De esta forma, condenó al despacho Acumen a pagar a Melissa Ojanen 18,934 dólares canadienses por daños ordinarios más 50,000 dólares por daños agravados, ordenando a Doroshenko a pagar personalmente 10 dólares por daños nominales.

El abogado Doroshenko apeló la decisión pidiendo que se anulara la sentencia, pero, al parecer, la estrategia le ha sido contraproducente ya que el panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones se decidió a favor de la estudiante a la que escucharon pacientemente mientras exponía llorando sus agravios, pidiendo 161,650 dólares para cubrir las pérdidas económicas sufridas durante estos tres años y 10,000 dólares adicionales por daños punitivos.

Durante la audiencia, el abogado Faisal Alamy, representante de Doroshenko, pidió al tribunal que no aumentara la adjudicación por daños porque sería una sanción doble, pero los jueces anunciaron que analizarían detenidamente la petición.

Las declaraciones de los jueces sobre el rechazo de los argumentos de la apelación de Doroshenko no constan todavía en la sentencia, pero es de esperarse que se mantengan en esta posición, particularmente porque se mostraron sorprendidos de que el abogado no hubiera tratado de contactar a su empleada para arreglar el problema fuera de los tribunales, pareciendo coincidir con el abogado de Melissa Ojanen, Glen Orris, de que “no hay duda de que [Doroshenko] debió haber manejado diferente las cosas.”

Más información vancouversun.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net