Letrero legal-ilegal

 

Abogada australiana que llama a unirse a acción colectiva por medidas anti COVID es observada por posible estafa

El llamado de una abogada australiana a presentar una acción colectiva en contra del gobierno por las medidas tomadas para evitar el contagio del nuevo coronavirus, están siendo cercanamente observado por otro activista que busca exponer a quienes quieren lucrar con las teorías conspirativas sobre el COVID.

“Lucky Lance" Simon, un exconvicto comediante, casado con la abogada Zarah Garde-Wilson, ha dicho que varias personas que han entregado fondos para la presentación de la acción colectiva prometida por la abogada Serena Teffaha por las medidas anti-COVID, se han acercado a él haciendo notar que podrían ser víctimas de estafa porque esta supuesta demanda no ha sido presentada. Es interesante que estas personas se acerquen al comediante, quien empezó siguiendo las teorías conspirativas para después perseguir a sus promotores que lucran de la credulidad de las personas, y no directamente a las autoridades.

Buscando descubrir a estas personas, Simon pidió a sus seguidores que denunciaran al activista de derecha Avi Yemeni, a la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores por conducta engañosa. Esto porque logró reunir 100,000 dólares australianos para presentar un recurso constitucional en contra del confinamiento, pero este recurso no ha sido presentado.

La abogada Teffaha, quien trabajó en la administración recaudatoria de Australia hasta que renunció tras haber presentado una queja, ha estado haciendo un llamado a las personas a unirse a una acción colectiva en contra del gobierno por una variedad de actos que van desde la detención de cualquier tipo en hoteles o centros de cuarentena, la vacunación obligatoria (que el gobierno no ha decretado y anunció que no decretará), el cierre de negocios, el aislamiento en hogares de la tercera edad, afectación por reglas impuestas para entrar o salir del país, análisis clínico obligatorio por la enfermedad, obligación de usar cubrebocas y otras medidas que se hayan implementado para evitar el contagio del virus. Se sabe que desde mayo en que empezó esta campaña ha reunido 500,000 dólares australianos mediante crowdfunding, pero hasta el momento no se ha presentado ninguna acción legal.

El 6 de diciembre hizo una aparición pública en Broadmeadows, un suburbio de Melbourne, Victoria, en la que calificó a abogados y jueces de corruptos y a la entidad regulatoria de la medicina en Australia, Australian Health Practitioner Regulation Agency (AHPRA), como “la organización más terrorista”. "Seguiremos llamándolos a todos hasta que haya una revolución en las calles y si necesitamos derramar sangre por la paz, que así sea", gritó a la audiencia. Dijo además que el coronavirus no existe, que puede toser y estornudar encima de las personas y la gente no se va a morir. En un apasionado discurso expuso muchas de las teorías conspirativas en boga reiterando su llamado a unirse a la supuesta acción colectiva.

Simon presentó el video de este mitin al Consejo de Servicios Legales del estado de Victoria, como evidencia en contra de la conducta de la abogada Teffeha.

“Nada de los que dice tiene sentido, pero es una defensora del pueblo porque es una abogada”, declaró Simon a los medios sobre este particular. “Si alguien como Serena Teffaha llama corruptos a los abogados, las personas le creen y hay una gran postura en la sociedad de que los jueces están en nuestra contra y no creo que eso sea útil.”

La abogada Teffeha se ha defendido diciendo que aunque dijo que los jueces son corruptos, no se refería a todos los jueces sino a algunos de los tribunales de lo familiar que “fuerzan [a los niños] a irse con el progenitor perpetrador.” Y sobre la frase que dijo de “sangre por la paz” precisó que no es un llamado a la violencia sino una súplica tomada del barón Rothschild para que la gente se una en contra de la multitud.

La abogada aseguró que esta semana presentará la primera acción colectiva y que una vez que el gobierno apruebe la vacuna para el COVID-19 presentará otra acción colectiva a nivel nacional.

Precisó que unas 2000 personas le han entregado un pago inicial de 250 dólares para iniciar la acción legal y que este dinero está en un fideicomiso. Dijo que aun no ha cobrado por sus servicios y señaló que el dinero que le han donado quienes no han firmado contrato con ella no tiene que entrar en ese fondo.

Serena Teffeha es también la abogada que representa a Jenny D'Ubios, una mujer que el 26 de diciembre escapó del hotel en que estaba ingresada en Perth por la cuarentena, diciendo que la detención era contraria a sus derechos humanos y que el virus no existe. Jenny D'Ubios fue trasladada a una prisión de mayor seguridad cuando durante la audiencia sobre el otorgamiento de fianza, la abogada Teffeha se equivocó al dar la dirección de su representada.

Los creyentes de las inflamatorias palabras de esta abogada están a la espera que esta semana cumpla su promesa y presente la acción colectiva, aunque todavía faltaría saber los términos y si es aceptada por el tribunal. Pero esa, esa es otra historia.

Más información smh.com.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net