Letrero lenguaje

 

Error en las instrucciones en inglés de entrada a Bélgica puede haber costado a varios una elevada multa

Los pasajeros que llegaron a Bélgica siguiendo las instrucciones en inglés respecto de las medidas establecidas por el Comité Consultivo para tratar de contener los contagios de coronavirus, arriesgan a ser multados debido a un error de traducción.

Bélgica es uno de los países europeos con mayor número de contagios por el nuevo coronavirus y en esta llamada segunda ola de contagios el gobierno ha impuesto estrictas medidas que tratan de limitar la entrada de personas a sus fronteras para tratar de evitar una mayor propagación de la enfermedad. Las medidas impuestas se pueden encontrar en el sitio web del gobierno info-coronavirus.be en francés, alemán, neerlandés e inglés.

Sin embargo, las medidas en inglés no corresponden con las señaladas en los otros idiomas por lo que los viajeros que de estas lenguas solo manejan el inglés arriesgaron a ser multados con 250 euros por incumplimiento.

La medida impuesta establece que todas las personas que han estado fuera de Bélgica por más de 48 horas y desean regresar al país, deben llenar la forma Passenger Locator Form (PLF) antes de su ingreso, lo que puede hacerse incluso, una hora antes de su llegada, según se señala en la página de Preguntas Frecuentes del sitio.

La instrucción en inglés, sin embargo, especificaba que la forma debía ser llenada “dentro de las 48 horas de la llegada a Bélgica”, lo que significa que no era necesario remitir de antemano la información requerida en la mencionada forma.

Lo interesante es que esta información incluso se contradecía en la sección de Preguntas Frecuentes del sitio en inglés.

Incumplir la remisión de la información en la forma implica la imposición de una multa de 250 euros.

El error en la traducción fue hecho notar al Centro de Crisis, que maneja la información relacionada con el COVID-19, por el diario The Brussels Times y fue modificado el 4 de enero, lo que significa que, con la llegada de muchos viajeros por el regreso de las vacaciones decembrinas, algunos de ellos, lo que se manejan mejor o exclusivamente en inglés, pudieron haber sido multados por incumplir la disposición.

La buena noticia para estas personas es que esa multa puede ser recurrida por tratarse de una equivocación imputable a las autoridades y no a los viajeros, aunque el inglés no sea lengua oficial de ese país europeo.

Las lenguas oficiales de Bélgica son neerlandés, conocido también como flamenco, francés y alemán y también existen diferentes dialectos en las diferentes regiones. Se estima que el flamenco es la lengua más hablada, por el 60 por ciento de la población.

En una época tan globalizada en la que el inglés se ha convertido prácticamente en la lengua que nos une es poco frecuente que este tipo de errores se cometan a nivel oficial, pero este caso nos demuestra que nadie es inmune a equivocarse.

Más información brusselstimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net