Manos entregando dinero

 

Funcionario de Hong Kong sentenciado por no haber declarado dinero que recibió de amante, apela sentencia

Ante la Corte de Apelaciones de Hong Kong se está desarrollando un proceso presentado por un exfuncionario público que pretende revertir una sentencia probando que no incurrió en falta al no haber declarado que recibió dinero de su amante, una empresaria, mientras prestaba funciones en una oficina de comercio que supervisaba los negocios de ella.

La apelación fue presentada por Wilson Fung Wing-yip, de 57 años, quien el año pasado fue declarado culpable y sentenciado a 9 meses de prisión por no haber declarado que en 2004 Cheyenne Chan Ung-iok, quien era su amante, hizo el pago inicial de 510,000 dólares hongkoneses (US$ 65,000) del departamento que él compró, mientras se desempeñaba como subsecretario de desarrollo económico, cargo en el que supervisaba asuntos de aviación. Las empresas de Cheyenne Chan son de servicios de helicópteros.

En su defensa Fung, casado con Betty Fung Ching Suk-yee, quien recientemente fue nombrada directora ejecutiva del distrito cultural de Kowloon Occidental, dijo que cuando recibió el dinero de Cheyenne Chan no tenía cocimiento de que ella tuviera acciones o dirigiera las empresas de helicópteros de las que su oficina tramitaba permisos, aunque reconoció que es claro que existía en la relación un conflicto de intereses.

En primera instancia, la Corte de Distrito concedió que el dinero pudo haber sido un regalo entre amigos y absolvió a la pareja de los cargos presentados por corrupción, pero declaró culpable a Fung por no haber declarado el dinero siendo funcionario público.

Wilson Fung decidió presentar una apelación y esta semana, ante los tres jueces del panel, su abogado Joseph Tse Wah-yuen expuso que el juez de primera instancia se equivocó al haber asumido que Fung conocía la identidad de Chan como empresaria y ejecutiva cuando aceptó el pago por el departamento en septiembre de 2004.

El abogado Tse expuso que la sola aceptación del pago y la subsecuente falta de declaración no son suficientes para establecer que hubo mala conducta del entonces funcionario y que corresponde a la fiscalía demostrar que hubo una conducta inapropiada que no involucra corrupción, en vista de que no pudieron probar que el pago fue por soborno.

El abogado se basa en la decisión de la Corte Final de Apelaciones respecto de la relación entre Donald Tsang Yam-kuen, quien fue administrador general de Hong Kong, y un empresario chino, aunque uno de los jueces se encargó de señalar que esta decisión no tiene muchos puntos en común con la apelación de Fung.

“¿Por qué fue inapropiado que el apelante aceptara estos 510,000 dólares hongkoneses?” preguntó el abogado Tse. “La fiscalía tiene que explicarlo y no lo ha hecho?”.

Esta defensa produjo malestar y crítica del presidente del panel, juez Wally Yeung Chun-kuen, quien dijo que si bien no había nada malo en que una “amiga íntima” entregara dinero, cualquier “persona razonable” concluiría que había algo mal cuando el receptor era la persona encargada de tramitar las solicitudes de las empresas de la amiga. “¿No piensa que hay un problema? Todos conocen la respuesta”, preguntó el juez al abogado, quien, sin embargo, insistió en la defensa.

En defensa de la sentencia de primera instancia, la fiscal Maggie Wong Pui-kei dijo que el juez había estudiado el caso lo suficiente como para concluir que Fung conocía la actividad económica de su amante al momento de recibir el dinero.

Suena poco probable que se conceda la anulación de la sentencia, aunque habrá que esperar la decisión del panel de apelación.

Más información scmp.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net