Escultura de la Sirenita en Copenhague

 

Tribunal de Copenhague multa a un diario por violación de derechos de autor por uso de la escultura de la Sirenita

Un tribunal en Dinamarca sancionó a un diario por violación a la propiedad intelectual de los herederos de la famosa estatua de la Sirenita en Copenhague por haberla representado en dos ocasiones, en una de ellas como zombi, a juicio del tribunal, demonizándola.

El diario en cuestión es el Berlingske, fundado en el siglo XVIII, que para ilustrar dos artículos uso la imagen de la escultura de la Sirenita, personaje de los cuentos de Hans Christian Andersen, que se ubica en Langelinie, en la capital danesa y es una de las atracciones turísticas principales.

La estatua de bronce fue comisionada al escultor Edvard Eriksen y fue develada en agosto de 1913. Pese a ser un símbolo icónico de la ciudad, la escultura estará protegida por derechos de autor hasta 2029 cuando se cumplan 70 años de la muerte del escultor ocurrida en 1959. Por esta protección, se han presentado algunas controversias por infracciones, de tal forma que la página danesa de Wikipedia sobre la Sirenita se ha optado por no mostrar la fotografía de la escultura y en su lugar una mancha blanca.

El diario Berlingske utilizó la imagen editada en dos ocasiones para ilustrar sus artículos, en una, en lugar del tranquilo semblante de la joven sirena se veía el rostro de un zombi y llevaba una raída bandera danesa con el pie de foto “Maldad en Dinamarca”. El otro artículo en cuestión la mostraba toda vendada vinculando el miedo al coronavirus con el miedo a la extrema derecha.

Los herederos de Eriksen, por medio de la empresa que administra la sucesión, presentaron demanda ante el Tribunal de Copenhague, el que decidió imponer una multa de 285,000 coronas danesas al diario por considerar que la icónica figura fue mal utilizada en un contexto político y que al haber utilizado la palabra “maldad” terminaron por “demonizar” al símbolo de la enamorada y trágica Sirenita.

Ni bien dictada la sentencia, el editor en jefe del Berlingske, Tom Jensen y su equipo de abogados presentaron la apelación ante el Tribunal Superior, declarando que la sentencia estaba “completamente sesgada” y “completamente desproporcionada”.

El editor del diario dice que tiene tres objeciones al fallo de primera instancia. Primero, los dibujos e ilustraciones por ellos son trabajos independientes del trabajo de Eriksen y por tanto no hay violación a los derechos de autor. Una sentencia dictada en Estados Unidos en un caso semejante sobre trabajo derivado de unas fotografías del fotógrafo Patrick Cariou pueden ser ilustrativas de esta primera objeción.

Segundo, Jensen dice que el monto de la multa es totalmente desproporcionado, aún si se aceptara una violación a derechos de autor. Se trata de 285,000 coronas danesas, equivalentes a 45,400 dólares estadunidenses.

La tercera objeción es porque el tribunal consideró agravante que la imagen fuera asociada con la extrema derecha y por eso aumentó el monto de la multa, mostrando tener una opinión sesgada que no concede espacio para que los diarios ilustren textos de manera independiente.

Parece muy poco probable que esta sentencia se sostenga en tribunales superiores, pero todo puede ser posible así que habrá que esperar la resolución del Tribunal Superior sobre esta muy dudosa violación a derechos de autor.

Más información cphpost.dk / finans.dk

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total vinculando y concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Image by Kurt Wiedwald from Pixabay