Aguas termales, Yellowstone

 

Tres hombres fueron vetados por dos años del parque Yellowstone por haber cocinado dos pollos en aguas termales

Tres hombres que en agosto fueron atrapados cocinando dos pollos en aguas termales en el parque estadunidense Yellowstone fueron sancionados por delitos menores y además de haber sido condenados a pagar multas se les prohibió el ingreso al parque por dos años.

Se trata de Eric Romriell, de 49 años, Eric Roberts, de 51 y Dallas Roberts, de 41, quienes organizaron unas vacaciones con sus familias en Yellowstone en agosto. Se trata de un parque nacional que está localizado en los estados de Wyoming, Idaho y Montana y que tiene reglas muy específicas para los visitantes en las que se les prohíbe salir de las rutas para caminar y acercarse a las aguas termales y a otros sistemas hidrotérmicos. Esta prohibición no solo es para preservar la pureza del agua, sino porque se trata de lugares muy peligrosos en donde el agua llega a alcanzar temperaturas de más de 200 grados centígrados.

Uno de los excursionistas declaró que parte del atractivo de estas salidas es encontrar formas ingeniosas de cocinar sus alimentos así que esta vez se les ocurrió preparar dos pollos para la cena. Así, metieron a los pollos en un saco de yute a un costado de un ojo de agua termal y mientras se cocinaba aprovecharon para darse un baño en un río cercano.

Cuando fueron a revisar la cena se encontraron con un guardabosque que les dijo que estaba prohibido cocinar en el parque y que, por tanto, lo que estaban haciendo era ilegal. El guardabosques fue alertado por otros visitantes que le dijeron que el grupo llevaba ollas y otros utensilios de cocina.

Al día siguiente, el guardabosques regresó a donde estaba el grupo, pero esta vez con notificaciones para que comparecieran ante la Corte de Distrito de Casper, Wyoming.

En septiembre los tres hombres se declararon culpables de infracciones al reglamento del parque, y uno de ellos al delito adicional de ingresar alimentos a la zona de aguas termales, y el juez los sentenció al pago de multas de entre 500 y 1,200 dólares, además de un periodo de probatoria de dos años, plazo durante el cual tienen prohibido entrar otra vez Yellowstone.

Durante el proceso los hombres trataron de excusar sus acciones de una u otra manera. Por ejemplo, uno declaró que había leído en el sitio web que está prohibido “arrojar, aventar o hacer rodar piedras u otros artículos” dentro de las aguas termales, pero que nada se dice de cocinar pollos. Otro dijo que a medida que se aproximaban a las aguas termales vio algunas pequeñas y viejas señales laminadas de que indicaban la cercanía a una zona cerrada, pero que no creyó que se tratara de las aguas termales. Los guardabosques replicaron que el parque está lleno de estas señales y que la prohibición es expresa en la página web y en las guías del visitante.

Pese a sus defensas, los hombres se declararon arrepentidos y dijeron que no son “alborotadores”, sino que genuinamente no sabían que estaban infringiendo las reglas del parque.

Pese a los problemas posteriores que les supuso el cocinar los pollos, dijeron a los medios que esa noche sus familias se comieron los pollos cocinados en aguas termales y que estuvieron “fantásticos”.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen de jbark44 en Pixabay