Torsos de soldados armados

 

Dictan 15 días de prisión a quien en Montenegro escribió un insulto dirigido a un ministro en su cuenta de Facebook

Insultar a la monarquía y demás autoridades no solo es delito en Tailandia, donde actualmente miles de manifestantes piden, entre otros, que se quiten privilegios a la familia real, sino en otras legislaciones, como la de Turquía, Rusia y Montenegro.

La semana pasada, ante un tribunal montenegrino de asuntos de cuantía menor, Milan Roncevic, originario de Podgorica, fue sentenciado a 15 días de prisión por haber escrito un insulto en Facebook dirigido al ministro de la Defensa, Predrag Boskovic.

El malestar de Milan Roncevic deviene de los ejercicios militares que se han estado ejecutando en el Monte Sinjajevina, en el norte de Montenegro, y que desde el 16 de octubre ecologistas de la población de Kolasin han acusado de ser dañinos para el ecosistema local, particularmente por la detonación de explosivos.

Frente a las protestas por estas actividades militares, el ministro Boskovic ordenó el cese de los ejercicios, pero la semana pasada los reanudó diciendo que las protestas no eran auténticamente por razones ecológicas o de protección al medio ambiente, sino que detrás de ellas estaban intereses de los partidos de oposición. “Las protestas en Sinjajevina no son ambientales. Algunas personas solo están tratando de amenazar nuestras políticas prooccidentales”, declaró el ministro de la Defensa a Radio Montenegro.

Como respuesta, Milan Roncevic escribió en un perfil de Facebook que el ministro Boskovic “es peor que un cerdo”.

“Roncevic fue sentenciado a 15 días de prisión por infringir la Ley de Orden Público y de Paz. Este es un comportamiento insultante e insolente en detrimento del ministro de la Defensa montenegrino Predrag Boskovic,” declaró un vocero del tribunal.

Milan Roncevid no ha sido la única persona en Montenegro en haber sido procesada y sentenciada a prisión por alterar el orden público ya que se reporta que a lo largo de este año varias personas han sido detenidas e investigadas por escribir en redes sociales sobre el presidente Milo Djukanovic o incluso sobre miembros del partido gobernante.

Son muchos los países que tienen previsto como infracción o como delito insultar u ofender a las autoridades. Hay países en los que la disposición es muy estricta, como en Turquía, en donde la semana pasada, con fundamento en el artículo 299 del Código Penal, el presidente Erdogan presentó denuncia en contra del semanario satírico francés Charlie Hebdo por la publicación de una caricatura ofensiva.

En Rusia, el tipo penal no solo alcanza las ofensas al presidente y demás funcionarios, sino incluso a símbolos nacionales y con fundamento en esta ley, en 2019 una bloguera fue sentenciada por bailar reguetón frente a un monumento en la ciudad de Briansk.

En Ecuador, durante la presidencia de Rafael Correa, ofender al presidente fue causa de la detención de varios ciudadanos y motivo de censura de algunos medios.

En México no se trata de un tipo penal (las prisiones no alcanzarían) ya que la calumnia y la difamación dejaron de ser delitos desde hace varios años. Sin embargo, es importante tener en cuenta que siempre hay responsabilidad de lo que se dice y escribe y que si bien no podemos ser encarcelados por las expresiones, si podemos ser demandados por la vía civil para exigir la reparación del daño moral causado.

Más información balkaninsight.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net