Prendes el cigarro como siempre, pero de repente, ¡bum!, explota en tu boca y te bota seis dientes de un jalón. ¿Qué harías?

Quizá lo primero sería dejar de fumar y seguramente lo segundo sería demandar a la empresa tabacalera responsable de la fabricación y comercialización del cigarro. Pero ninguna de esas dos acciones fueron las que tomó Andi Susanto, el hombre de 31 años a quien le sucedió este extraño suceso en Indonesia.

Susanto aceptó que la empresa Nojorono Tobacco le pagará 5 millones de rupias que incluyen los gastos médicos y una cantidad adicional por el “usted perdone” a cambio de no involucrarse en una controversia legal.

La cantidad suena impresionante, sin embargo sus cinco millones de rupias indonesias se traducen en $535 dólares o $6,940 pesos mexicanos, con lo que tendrá que pagar sus dientes postizos para volver a tener una linda sonrisa.

Ejecutivos de la empresa declararon que investigarán el inusitado hecho y aclararon que no añaden ningún químico adicional a sus cigarros que pudiera generar una explosión. Y por lo de dejar de fumar, Susanto declaró que ahora sí considerará el dejar el hábito que adquirió siendo adolescente.

¿Cuánto hubiera ganado Susanto de haber demandado no solo por el daño físico sino también por el estrés emocional ocasionado por la explosión y la humillación sufrida al ser el blanco de las burlas de sus amigos ahora que está chimuelo? Lástima que le sucedió en Indonesia y no en Estados Unidos.

Fuente BBC News

 

www.miabogadoenlinea.net