Imprimir
Visto: 218

 

 

La oficina encargada de regular la publicidad en Francia ha prohibido la transmisión del comercial de una empresa neerlandesa de bicicletas por generar un clima de “miedo respecto de los automóviles” (Insertar un emoji con cara sorprendida).

El comercial es de la empresa VanMoof, fundada en los Países Bajos por Taco Carlier y que promociona un nuevo modelo de bicicleta. En las imágenes se muestra un vehículo negro que refleja en su carrocería chimeneas de fábricas con humo contaminante, congestionamientos viales, una multitud de personas y vehículos de emergencia. En la imagen el auto se derrite y da paso a la bicicleta con la leyenda: “Time to ride the future”, que podemos traducir literalmente como “tiempo (u hora) de montar el futuro”.

El comercial ya fue transmitido en los Países Bajos y en Alemania, pero en Francia la Autorité de régulation professionnelle de la publicité (ARPP) ha dicho a Van Moof que el anuncio debe ser editado para transmitirse en ese país porque desacredita de forma injustificada a la industria automotriz.

La ley francesa prohíbe la explotación del miedo y del sufrimiento en los anuncios. Con fundamento en esta disposición la ARPP señaló a VanMoof que “algunas imágenes en el reflejo del auto, en nuestra opinión, desequilibran y desacreditan a todo el sector de automóviles”, considerando que “las imágenes de fábricas/chimeneas y un accidente crean un clima de miedo” (dos emojis sorprendidos). Por tanto, concluyen la carta enviada a la empresa, “tienen que ser adaptados”.

Como respuesta, Taco Carlier dijo que no editarían el anuncio. “Es sorprendente que las empresas de autos tienen permitido cubrir sus problemas medioambientales mientras censuran a aquellos que cuestionan el asunto”, dijo.

“El anuncio de televisión fue transmitido dos semanas antes en los Países Bajos y en Alemania. Ahí el anuncio fue bien recibido por el público. En el comercial, los carros reflejan la carrera de ratas del pasado, invitando a los espectadores a repensar su modo de transporte en la ciudad para un futuro más limpio y verde.

“Cuestionar el status quo siempre llevará a una confrontación, pero queríamos lograr eso desde el principio”, aclaró Carlier.

A esta crítica, el presidente de la ARPP, Stéphane Martin, respondió a un programa de noticias francesa, Franceinfo, que “es una respuesta clásica cuestionar nuestra independencia y generar atención mediática gritado ‘censura’.

“No podemos darnos el lujo de poner sectores completos bajo una mala luz. Esta es una precondición de la justa competencia. En algunos aspectos, el comercial va muy lejos con imágenes que no son necesarias como el humo de chimeneas de fábricas, que no tienen nada que ver con la industria automotriz” (Los emojis ahora son de duda: ¿Cómo, entonces, dondé se fabrican los automóviles si no en fábricas?).

Una de las industrias más afectadas por el confinamiento obligatorio ha sido la automotriz. En Francia esta afectación llevó al presidente Emmanuel Macron (quien se presenta como el líder del “mundo verde”, aunque sus acciones reflejan lo contrario) a delinear un plan de rescate de 8 mil millones de euros a la industria que incluye empresas como Peugeot, Citroën y Renault.

Es en estos planes de rescate económicos en los que tenemos que estar muy vigilantes pues el marco de tiempo que tenemos como humanidad hasta el 2030 para instrumentar políticas que puedan hacer manejable los efectos en el clima puede ser muy bien aprovechado con políticas post COVID-19 que sean más verdes… o echar a perder el futuro de todos con rescates que sigan impulsando energías contaminantes.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net