Mesero mostrando platillos

 

El miércoles 10 de junio, la Corte Penal de Tailandia condenó a los copropietarios de un restaurante a 1,446 años de prisión por haber cometido fraude. Como los acusados se declararon culpables, la sentencia se redujo a 723 años para cada uno.

Se trata de Apichart Bowornbancharak, alias Parun Julaka, y de Prapassorn Bowornbancha, propietarios del restaurante de mariscos Laemgate Infinite Co, procesados por el mal resultado del esquema de marketing que implementaron el año pasado por el cual vendieron a través del sitio web y del perfil en Facebook del restaurante, cupones de comidas pagadas por adelantado a precios más bajos que lo usual.

La promoción atrajo mucho la atención por los precios razonablemente baratos y según un medio local citado por la BBC, hasta 20,000 personas compraron cupones lo que generó ingresos al restaurante de 50 millones de baht, unos 1.6 millones de dólares estadunidenses.

Inicialmente el restaurante pudo cumplir con la oferta y los primeros compradores recibieron los alimentos por los que pagaron anticipadamente, pero pronto la lista de reservaciones se hizo de meses y en marzo de 2019 los propietarios anunciaron que no podían cumplir con la demanda por carecer de mariscos suficientes para preparar los alimentos. Así, el restaurant cerró, con la promesa de regresar el dinero a quien lo solicitara.

Unos 350 consumidores que no obtuvieron el reembolso de lo pagado decidieron presentar denuncia a la policía acusando al par de restauranteros y al restaurante de fraude, exponiendo daños por 2,207,720 baht, equivalentes a unos 71,260 dólares. Por estas denuncias la Corte Penal emitió una orden de arresto en contra de Apichart y de Prapassorn, quienes fueron imputados por infracción a la Ley de Protección del Consumidor de 1979, y por delitos cometidos conforme con la Ley de Ciberdelitos de 2007 y el Código penal. No solo ellos como personas físicas fueron imputados, sino también el restaurante Laemgate Infinite.

Los procesados se declararon culpables de los delitos imputados y la Corte Penal dictó la semana pasada sentencias de culpabilidad respecto de 723 cargos, condenando a cada uno de los restauranteros a 1,446 años de prisión y a Laemgate Infinite a pagar una multa de 3,615,000 baht, US$ 116,600.

Tomando en consideración que habían aceptado su responsabilidad, el tribunal decidió reducir las sentencias de cárcel a 723 años y la multa del restaurante a 1,807,500 baht, US$ 58,300.

Adicionalmente, Apichart y de Prapassorn deberán pagar 2,500,960.99 baht, US$ 80,700, por daños a quienes los denunciaron.

Pese a lo escandalosa de la sentencia, la realidad es que el par de restauranteros no pasará más de 20 años en prisión ya que la Sección 91 (2) del Código Penal Tailandés limita los términos de prisión a 20 años.

Dictada la sentencia, Apichart y de Prapassorn tienen un mes para presentar una apelación.

Con la pandemia, para sobrevivir, muchos negocios implementaron este esquema de ventas anticipadas. Que el caso de este par de restauranteros sirva para que los empresarios conozcan sus límites y no vendan más allá de lo que tienen capacidad para entregar.

Más información bangkokpost.com / bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net