En Nueva York, Estados Unidos, dos bailarinas exóticas están siendo juzgadas por prostitución, actividad que en se considera delito en aquel país, tras haber ofrecido a cambio de $5,000 dólares tener relaciones sexuales con un hombre que resultó ser un policía encubierto.

Una de las acusadas es también estrella del cine porno y ella y su amiga planearon como defensa alegar que son lesbianas y que como tal no mantienen relaciones sexuales con hombres, por lo que no pudieron haber propuesto “el negocio” al policía.

Pero la fiscalía no se quedó de manos cruzadas, y encontró el mejor alegato para rebatir la defensa: un novio a quien piensa presentar en la corte como prueba del perjurio de estas mujeres.

El caso ha sido tan seguido en Manhattan que el juez decidió llevarlo a puertas cerradas porque además, el policía encubierto ha recibido amenazas de muerte por empezar a jalar el hilo de una compleja red de prostitución en la ciudad.

Fuente NY Daily News

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net