Camisa y corbata

 

Con las medidas de distancia social, los tribunales se han tenido que adaptar a la circunstancia y en varias jurisdicciones en lugar de suspender los procesos, particularmente en materia penal, se ha optado por videoconferencias usando el servicio de moda Zoom.

Para estas videoconferencias se han tenido que ir estableciendo reglas, una de ellas respecto de la vestimenta de los abogados. La importancia de sentar las bases de etiqueta en la vestimenta fue subrayada por el juez Dennis Bailey del circuito de Broward, Florida, Estados Unidos, con la publicación de una carta en el sitio web de la Asociación de Abogados de Weston en la que expone algunas de sus experiencias durante las audiencias virtuales, con él usando su toga mientras que muchos abogados se presentan como los agarró el momento.

“Es extraordinario cuántos abogados aparecen inapropiadamente ante la cámara”, se lee en la carta del juez Bailey. “Hemos visto a muchos abogados en camisas y blusas casuales, sin preocuparse por el desaseo, en cuartos de dormir con la cama de fondo, etc. Un abogado apareció sin camisa y una abogada apareció todavía en la cama, debajo de las cobijas.

“Y ponerse una bata de playa no oculta el hecho de que estás en una piscina en traje de baño. Así, por favor, si no te importa, tratemos las audiencias judiciales como audiencias judiciales, sea en Zoom o no”, concluye el juez.

Para el psicólogo Francis McAndrew el tema de la vestimenta no es menor pues hay una relación entre lo que se viste y la productividad. Así lo explicó para la revista Vogue: “Si miras cómo estás vestido, eso señala lo que estás preparado para hacer. Así, si estás vestido como un haragán y en ropa de ejercicio, estás preparado o para ejercitarte en el gimnasio o para limpiar el sótano, pero no estás haciendo nada profesional o intelectualmente desafiante y eso se extiende a tu motivación y confianza”.

Probablemente a muchos abogados la llamada de atención sobre el tema por el juez Bailey les motive a usar ropa de trabajo, por lo menos en lo que es visible en cámara. Esto será así, particularmente, para quienes conocen personalmente al juez quien en junio de 2019 recibió una amonestación de la Suprema Corte del estado por haberse dejado llevar por su mal humor.

Esa sanción fue el resultado de un acuerdo al que llegó el juez con la comisión disciplinaria por haber perdido los estribos en un juicio y haber sacado al abogado de la defensa de la sala judicial enfrente del jurado, mientras conferenciaba con su contraparte.

“Un juez debe ejercer el control en la sala judicial”, dijo el magistrado Charles Canady, presidente de la Suprema Corte de Florida durante la audiencia de la amonestación. “Pero un juez también debe ejercer el autocontrol en la sala judicial. Pocas cosas son más corrosivas del respeto público para el poder judicial que la conducta de jueces que no ejercitan el autocontrol sino que abusan sin moderación de abogados y litigantes”.

Más información smh.com.au / sun-sentinel.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net