Cámara de tránsito

 

Este 4 de octubre fue Día de la Unidad, un festivo en Alemania que este año marcó el 29º aniversario de la reunificación. Como en todos lados, los días feriados invitan a muchos a las fiestas, al encuentro con amigos, a unas cuantas copas y, a veces, a cometer algunas infracciones.

Los actos de unos de estos fiesteros ganaron la atención de los alemanes por la sucesión de malas decisiones que lo llevaron de haber cometido una infracción de tráfico por exceso de velocidad a la presentación de cinco cargos adicionales.

Los hechos ocurrieron en el distrito bávaro de Deggendorf, cercano a la frontera con la República Checa, cuando a las siete de la mañana, al regreso de la fiesta, un hombre de 32 años conducía su Audi acelerando hasta alcanzar una velocidad de 160km/h en una zona donde la velocidad máxima permitida es de 100km/h.

Cuando notó que una cámara vial lo captó cometiendo la infracción, se le ocurrió la idea de regresar y robar la cámara creyendo que en el dispositivo se almacenaba la información. La realidad es que la información se transmite a una unidad central en donde quedan almacenados los registros por lo que la policía ya tenía el número de placa de su vehículo.

Horas después de cometido el robo, la policía lo encontró circulando con su Audi. Cuando el sujeto notó a la policía, en lugar de detenerse tuvo otra idea que seguramente en su momento le pareció genial y decidió acelerar lo que propició una persecución. En esta carrera con las autoridades se pasó un semáforo en rojo y, poco después, la policía logró detenerlo.

A la detención, por supuesto, siguieron los diferentes controles, el primero el tener acceso a su licencia de conducir, la que resultó no estar vigente, y en las pruebas de alcohol y de drogas dio positivo, en la primera marcando un nivel por encima del permitido por la ley.

Exceso de velocidad, conducir bajo efectos de alcohol y drogas, huir de la policía, pasarse un alto, no tener licencia vigente y, claro, robo, son los cargos que se han presentado a este hombre, unos de ellos infracciones de tráfico, pero otros delitos por lo que tendrá que responder. Todo un lío enorme por no haber pensado mejor en “dormir la mona” antes de manejar de la fiesta a su casa.

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net