Ardilla

 

El pasado 30 de marzo dos sujetos de 22 y 29 años se pararon enfrente de un local de comida basada en plantas en Londres y empezaron a comer ardillas. Su forma de manifestarse en contra del veganismo les ha valido la imposición de una multa.

Los “come ardillas crudas” son Deonisy Khlebnikov, de 22 años, y Gatis Lagzdins, de 29, quienes presentaron su grotesca manifestación en el restaurante Soho Vegan Market ubicado en Rupert Street, en Londres, Inglaterra.

Pese a que mucha gente les pidió que cesaran su demostración, incluido la madre o padre de un menor que mostró angustia al ver a los hombres arrancar pedazos de carne cruda de ardillas muertas, ellos insistieron en su conducta diciendo que era su forma de alertar a la población sobre la necesidad de comer carne pues para ellos el veganismo necesariamente significa una nutrición deficiente.

Finalmente, la policía llegó y la pareja de hombres fue detenida y posteriormente imputada por haberse comportado de forma desordenada con el propósito de acosar, causar alarma o angustia.

La conducta fue negada por los acusados ante el Tribunal de Magistrados de la Ciudad de Londres durante el proceso efectuado el pasado mes de junio, pero esta instancia los encontró culpables del delito imputado el lunes de esta semana.

Respecto del proceso, la fiscal Natalie Clines declaró a los medios: "Deonisy Khlebnikov y Gatis Lagzdins dicen que estaban en contra del veganismo y alertando sobre los peligros de no comer carne cuando consumieron públicamente las ardillas crudas.

“Al elegir hacerlo fuera de un restaurante vegano y continuar con su comportamiento nauseabundo e innecesario pese a las peticiones de que se detuvieran, incluida la de un progenitor cuyo hijo estaba alterado por sus acciones, la fiscalía pudo demostrar que ellos habían planeado y tenían la intención de causar angustia en el público.

“Sus acciones premeditadas causaron gran angustia a las personas, incluidos niños pequeños”.

Comprobado así que se trató de una acción premeditado para causar alarma o angustia y no simplemente una manifestación de sus opiniones, el tribunal impuso multas a los acusados, 200 libras esterlinas a Khlebnikov y 400 a Lagzdins quien no se presentó a la audiencia del tribunal en Westminster.

Además del desembolso, su acto irracional debió haberles costado análisis clínicos y consulta médica para constatar que no comieron carne de ardilla contaminada con alguna enfermedad.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de JoeBreuer en Pixabay