Refrigerador de supermercado

 

La policía de Assumption Parish, Luisiana, Estados Unidos, detuvo a un hombre de 31 años que, siguiendo el video de una adolescente, abrió en una tienda un bote de helado de la marca Blue Bell, lamió la superficie, le metió el dedo, lo cerró y lo regresó al congelador, todo esto mientras alguien tomó el video.

El sujeto, identificado por la policía como Lenise Martin III fue detenido por la policía el pasado domingo. No fue difícil dar con él pues como muchos narcisistas de estos tiempos, subió el video a su perfil de alguna red social como Facebook o YouTube.

Una adolescente de 17 años en San Antonio, Texas, es la primera persona que ha sido detectada este verano lamiendo un bote de helado, también de la marca Blue Bell, y regresarlo al congelador. Ella hizo su video (que ha generado más de 11 millones de visitas) en un Walmart en Lufkin en donde vive su novio. A la policía le fue un poco difícil seguir la pista de la perpetradora porque alguien que comparte su nombre en Facebook alardeó sobre el acto (como si hubiera algo de lo que sentirse orgullosa), hasta que finalmente llegaron a ella. Al ser menor de edad, aunque responsable de sus actos, la policía decidió no presentar cargos como si fuera adulto, sino enviarla al sistema de justicia juvenil en donde se decidirá el cargo que se le presenta para ser procesada en consecuencia. Por ser menor de edad su nombre es reservado.

En el caso de Luisiana, siendo un hombre de 31 años, la policía decidió presentar cargos en su contra por la publicación de actividades delictivas para ganar notoriedad y publicidad (sí, es un delito) y responsabilidad penal por daños provocados por supuesta manipulación de bienes.

Aunque Martin dijo que había comprado el helado y mostró el recibo de caja, la policía decidió imputarlo al considerar que a esta conducta, que es contraria a las normas sanitarias y que puede poner en riesgo la salud pública, debe ser eliminada.

Lenise Martin III permaneció en custodia de la policía hasta el día de hoy cuando ha podido depositar la fianza fijada por el juez, así que podrá seguir su proceso en libertad.

Mientras tanto, la empresa Blue Bell ha pedido a las personas que no sigan la tendencia porque la sanidad no es ningún chiste y han declarado que encontrarán otras medidas para proteger sus productos para asegurar la calidad a los compradores.

Martin logró los quince minutos de fama que deseaba cuando compartió su video, aunque no de la manera que lo esperaba, una confirmación del adagio que dice que hay que tener cuidado con lo que se desea.

Más información nbcmontana.com/ ktla.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net