Imprimir
Categoría: Lo Absurdo en el Derecho
Visto: 345
powered by social2s
Casa en construcción

En España, la Audiencia Provincial de Granada condenó a una mujer a reembolsar a su exnovio 2,000 euros por gastos que él realizó durante su noviazgo y que ella no abonó una vez que la relación sentimental se dio por terminada.

Se trata de una demanda que fue rechazada en primera instancia porque el juzgado consideró que no se habían acreditado los hechos ya que sólo se presentó como evidencia mensajes entre ambos por WhatsApp, pero no facturas de los gastos en que incurrió el novio y que, conforme con la Audiencia Provincial, van “más allá de los regalos habituales” entre novios.

El hombre asegura que durante su relación en 2013 le prestó dinero a la mujer para poner portones eléctricos en una propiedad, para comprar lentes graduados y otros de sol, para pagar gastos de dentista y gastos de pintura de una vivienda y la renta de un andamio.

Ella aceptó que existió una relación sentimental, pero negó que él le hubiera prestado dinero para pagar tales reparaciones y tratamientos.

Para acreditar los hechos, él presentó copia de los mensajes por la aplicación señalada de los que se extrae el reconocimiento de los gastos no satisfechos y la intención de la mujer de pedir un préstamo bancario para solventarlos.

En esas conversaciones él le recuerda que ella le debe más de 2,000 euros, lo que la mujer no niega, y aunque existen “veladas amenazas” como “atente a las consecuencias”, el tribunal no las tomó en cuenta.

Como se desconoce la cantidad debida exacta y en los mensajes se menciona la cifra de 2,000 euros, la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Granada condenó a la mujer a pagar al exnovio esa cantidad, cifra menor a la exigida por él de 3,200 euros.

Ciertamente, pagar la renta de un andamio no es un regalo habitual entre novios.

Más información abc.es

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

powered by social2s