Cuatro meses de prisión a irlandesa que abrió paquete de Pringles en tienda

Papas chips

Este martes, la Corte de Distrito de Cork, Irlanda, condenó por daños a cuatro meses de prisión, dos meses suspendidos, a Kathleen McDonagh, una mujer de 25 años que en diciembre de 2016 abrió en un supermercado un bote de papas Pringles.

Cuando ocurrieron los hechos, Kathleen McDonagh estaba recién casada, con cinco meses de embarazo y sufriendo ataques de ansiedad. Pero también le habían prohibido entrar a la tienda en cuestión, el supermercado Tesco del dentro comercial Mahon Point en Cork, por robos previos y daños a mercancías.

Así, cuando los guardias de seguridad la vieron formando la fila para pagar las papas, procedieron a sacarla de la tienda.

“A medida en que los guardias de seguridad se acercaron, ella abrió las Pringles y quitó la tapa de aluminio y dijo ‘Lo abrí para que me dejen pagarlo’… Ya no se podía vender y dejó una pérdida de 1.50 euros. Ella dijo que quería comprar los Pringles, pero no tenía permiso para estar en la tienda”, declaró ante tribunales el inspector Ronan Kennelly, quien presentó los antecedentes al juez Brian O’Shea, encargado de revisar este caso.

El inspector Kennelly dijo que Kathleen McDonagh tenía ya 31 condenas, incluidas 14 por robo y dos por daños a mercancías.

Durante el proceso, el abogado de la defensa, Shane Collins Daly, recordó al tribunal que su representada se había declarado culpable y pidió clemencia de la corte en vista de las circunstancias que rodearon los hechos. Explicó que actualmente Kathleen McDonagh es estilista y que está trabajando como tal en casa de su madre en tanto reabren la estética en que estaba trabajando y que está siendo remodelada.

Al dictar la sentencia, el juez O’Shea declaró que la ofensa sacada de contexto era muy baja en la escala de gravedad, pero que el que existieran condenas previas por ofensas similares movía la escala de gravedad.

Dijo que el haber abierto el empaque justo cuando los guardias se le aproximaban fue un factor agravante lo que evidenciaba que las sentencias suspendidas previas no habían surtido efecto en el comportamiento de Kathleen. Por tanto, dijo, la sentencia adecuada es de cuatro meses de prisión, pero los dos últimos meses suspendidos. Asimismo, fijó una fianza para el caso que Kathleen McDonagh apele la sentencia.

En este caso, la imputada es reincidente en el delito de lo que se conoce como “robo hormiga” en tiendas de autoservicio. Pero este caso no debe alejarnos del hecho de que muchas veces se llega a sentencias desproporcionadas respecto del valor de los robado, como está sucediendo en México por una política de “tolerancia cero” las tiendas de autoservicio.

Bajo esta política se han llegado a extremos de obtener sentencias por robos de menos de 500 pesos de seis meses o hasta tres años de prisión, ya que el objetivo es obtener sentencias condenatorias como método de disuasión, no recuperar el valor de lo robado.

Más información irishtimes.com

miaboagadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miaboagadoenlinea.net

Additional information