Nueces

El viernes de la semana pasada, una corte de distrito de Frankfurt, Alemania, concluyó que una persona no es responsable del daño que las nueces que caigan de su nogal hagan a los vehículos, desestimando así la demanda presentada por la vecina.

La demanda fue presentada por una mujer cuyo auto resultó dañado después de que una tolvanera azotara la ciudad. Debido a este evento meteorológico ocurrido en octubre de 2013, nueces y ramas del nogal de su vecino cayeron sobre el auto ocasionando los daños.

La mujer declaró que la caída de las ramas y nueces ocasionaron abolladuras a toda la carrocería de su auto, incluido el techo, y pedía una compensación de 3,866 euros por la reparación, más intereses.

Para el tribunal, el que los frutos de un árbol caigan, particularmente durante el otoño, es un “evento natural” que debe ser tolerado.

“Para eliminar completamente el riesgo que significa la fruta que cae, la única conclusión lógica es la posibilidad de cortar totalmente los frutos del árbol en cuestión o rodearlo con una red de seguridad”, se lee en la sentencia, en donde se añade que estas soluciones son tan irracionales como indeseables en las ciudades alemanas.

Llegada a esta conclusión, la demanda es desechada por lo que el vecino no deberá compensar a su vecina por el daño ocasionado por las nueces.

La demandante, que fue condenada al pago de costas judiciales, tiene un mes para presentar su apelación.

Más información thelocal.de

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net