Imprimir
Categoría: Lo Absurdo en el Derecho
Visto: 442
powered by social2s
Mano jugueteando con anillo

La semana pasada el Parlamento de Australia votó para reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo. Fue el final de largo debate en el que se presentaron posiciones a favor y en contra y algunas muy extrañas como la pareja que prometió divorciarse si la ley de matrimonio igualitario era aprobada.

La “amenaza” fue hecha en 2015 por Nick y Sarah Jensen, residentes en Camberra, y quienes crearon un gran revuelo en redes al haber declarado a los medios que, de aprobarse el matrimonio entre personas del mismo sexo, ellos tendrán que divorciarse por no caber en la nueva definición legal de matrimonio.

“Mi esposa y yo, por razones de conciencia, nos rehusamos a reconocer la regulación gubernamental de matrimonio si la definición incluye la formalización de parejas del mismo sexo”, declaró a Fairfax Media Nick Jensen.

Jensen declaró que su esposa y él habían celebrado su matrimonio “como un orden de la creación fundamental, parte de la historia íntima de Dios para la historia humana, hombre y mujer, por el bien de los hijos, fiel y para toda la vida”, pero “si después en este año el estado sigue adelante y cambia la definición de matrimonio y cambia los términos del contrato entonces no podremos seguir tomando parte de la nueva definición, desafortunadamente”.

Ni las redes ni los medios perdonan y ahora que el matrimonio igualitario es una realidad, buscaron nuevamente a los Jensen para conocer la fecha del divorcio. En su lugar recibieron la respuesta de que siempre no, que no se van a divorciar.

“Mis comentarios públicos previos sobre un divorcio civil nunca previeron que me separara de mi esposa, sino nuestro matrimonio del estado”, declaró esta vez Nick Jensen al diario The Canberra Times.

“La legislación actualmente nos hace insostenible hacer esto bajo la ley. El punto que estábamos resaltando, y que se sigue manteniendo, es el hecho e que la redefinición de matrimonio cambia el acuerdo bajo el cual estábamos originalmente casados.

“No haremos más declaraciones”, concluyó su rebuscada explicación este aún cónyuge bajo la definición de la ley previa o la recientemente aprobada.

La ley sobre el matrimonio igualitario recibirá la ratificación real este viernes por parte del gobernador general Sir Peter Cosgrove, lo que significa que una vez vigente, los primeros matrimonios entre personas del mismo sexo podrán celebrarse el 9 de enero de 2018.

Más información smh.co.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total con crédito a miabogadoenlinea.net

powered by social2s