Cinturón de seguridad

Con la finalidad de asegurar el respeto al estado de derecho por todos, un alto funcionario de Kuwait declaró que los extranjeros que infrinjan dos veces las normas de tránsito, como usar el celular mientras conducen o no ponerse el cinturón de seguridad, serán deportados.

“Los extranjeros que rompan dos veces la ley al no usar el cinturón de seguridad o usar un teléfono móvil deberían estar en sus países de origen”, declaró en entrevista televisiva el brigadier Adel Al Hasshash, director de relaciones públicas y seguridad del Ministerio del Interior.

“El artículo 207 de la Ley de Tránsito faculta la confiscación de vehículos mientras que otros artículos conceden al ministro del Interior el derecho a deportar a aquellos que no cumplan con el orden público o infrinjan las leyes”.

Para disgusto de muchos kuwaitís, la semana pasada inició la confiscación de los automóviles de conductores que infringen las normas de tránsito como sanción a su descuido de estacionar en lugar prohibido o en las banquetas o de usar el celular o no usar el cinturón de seguridad.

Pese a que se trata de una medida desproporcionada a la gravedad de la infracción y varios legisladores han reclamado que se trata de medidas inconstitucionales, el ministro del Interior ha reiterado que el envío de autos al corralón continuará.

Al respecto, en la entrevista de televisión el brigadier Al Hasshash también declaró que “la Dirección de Tránsito no aceptará la mediación de persona alguna para no confiscar vehículos o para liberarlos”, es decir, no importará el “no sabes con quien te estás metiendo”.

Frente a esta drástica decisión, la opinión de expertos legales de que la deportación de extranjeros por cometer dos infracciones de tránsito podría ser ilegal, poco puede importar porque parece que el gobierno está dispuesto a cumplir su palabra a toda costa.

“Debemos ser cautos sobre la deportación de extranjeros por no usar el cinturón de seguridad”, declaró a la prensa el profesor de Derecho internacional de la Universidad de Kuwait, Mudawas Al Rashidi. “Necesitamos pensar si otros países podrían tomar decisiones similares y amenazar a kuwaitíes, especialmente estudiantes, con la deportación si son sorprendidos infringiendo leyes de tránsito en el extranjero”, dijo el profesor haciendo un llamado más a la prudencia que al respeto del principio de proporcionalidad.

Así las cosas, los extranjeros en Kuwait deberán ser más cuidadosos al conducir para evitar el traumatizante episodio que una deportación supone.

Más información gulfnews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total con crédito a miabogadoenlinea.net