Pesto, tomates, piñones, pan

Para dar promoción a su famoso producto, la salsa de pesto, el aeropuerto de Génova, Italia, ha decidido hacer una excepción al límite de máximo de transporte de líquidos por pasajero, pero sólo respecto de frascos con pesto.

El límite máximo de líquidos que se pueden llevar por pasajero es de 100ml y se trata de una regla que se aplica en todos los aeropuertos italianos y respecto de cualquier líquido. Sin embargo, partiendo de la experiencia de turistas que viajan con frascos de pesto para seguir viviendo la experiencia italiana en sus hogares, el aeropuerto Cristóforo Colombo de Génova ha hecho una excepción con ciertos límites.

Se trata de la iniciativa “Il pesto è buono” (el pesto es bueno), lanzada a principios de este mes de junio y que permite que pasajeros que viajan desde Génova, en la región de Liguria, lleven frascos de pesto de hasta 500ml o, en su caso, dos frascos de 250ml.

Sin embargo, hay requisitos que se deben cumplir. Primero, el viaje debe ser un vuelo directo desde Génova. Segundo, se debe hacer una donación a la organización Flying Angels, que transporta niños gravemente enfermos o heridos. Tercero, el pesto, una salsa de albahaca genovesa, piñones, ajo, queso parmesano y aceite de oliva, debe ser genovés, lugar donde se originó este famoso alimento que acompaña no solo pastas sino pescados y carnes.

Conforme a autoridades del aeropuerto, en los primeros 20 días del proyecto, unos 500 pasajeros se habían acogido a él, no solo locales que viajan al exterior y no quieren prescindir de su pesto (así como muchos mexicanos viajan con sus latas de chiles), sino también turistas que buscan llevar un poco de Italia a sus hogares.

Más información thelocal.it

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net