Redes de pesca

 

Organismo británico de protección de aguas retira cargos contra Greenpeace por arrojar piedra al mar en protesta contra pesca de arrastre

El organismo británico encargado de supervisar las aguas del país, Marine Management Organisation, MMO, decidió no seguir litigando en contra de Greenpeace por un acto de protesta en el que la organización medioambiental arrojó piedras al lecho marino para obstaculizar pesca de arrastre.

Los hechos contendidos ocurrieron en 2020 cuando activistas de Greenpeace arrojaron al lecho marino del banco Dogger, un banco arenoso en la parte central del Mar del Norte, grandes rocas de granito que no dañan el lecho marino, pero que se enredan en las redes de pesca de arrastre, dificultando la práctica. Luego hicieron lo mismo en una zona de reserva en Brighton, en la costa sur de Inglaterra.

Las piedras se arrojaron en zonas protegidas para la reproducción de especies, pero en las que, mediante un régimen de licencias, se permite la pesca de arrastre, que es muy dañina para ciertas especies marinas, daña el lecho marino y que, además, libera carbón almacenado en el suelo.

La MMO presentó acusación en contra de Greenpeace porque los términos de licenciamiento en esa zona prohíben actos de protesta. Sin embargo, el lunes de esta semana decidió no presentar evidencia y retirar su caso, después de que el juez Edward Bindloss criticó al organismo del gobierno.

“La Ley de 2009 introdujo un régimen de licencias para proteger el medio marino y Greenpeace estaba también buscando proteger el ambiente marino. ¿Debería la MMO, a nombre de la protección marina, estar persiguiendo las acciones de los demandados al tratar de hacer notar las percibidas fallas del gobierno respecto de la protección marina?”

El juez agregó: “Una de las ironías de este proceso es que tanto la MMO como Greenpeace están comprometidos a mejorar el medio marino.”

“Las partes en este caso deben ser aliados, no antagonistas. Ellos deben estar actuando en armonía dado que su propósito y objetivos son los mismos. Greenpeace debe apoyar el régimen de licencias y la MMO debe apoyar la prevención de cualquier dañino método de pesca profunda sobre importantes lechos marinos. Raya en lo absurdo que este litigio esté ocurriendo”, concluyó el juez.

Este lunes, la MMO presentó un escrito en el que explicó lo siguiente: “Muy excepcionalmente, la MMO, en todas las circunstancias y tomando nota particular de la profundidad y el alcance de los comentarios del juez erudito sobre el asunto, decidió que el curso de acción apropiado es no ofrecer pruebas a todos los cargos en la acusación contra ambos acusados”. Los acusados eran Greenpeace y su director ejecutivo, John Sauven.

Pese a esta decisión, un vocero del organismo del gobierno hizo saber que retiraron los cargos porque la organización ambiental no ha incurrido en nuevas protestas semejantes, pero que “[e]n caso de que ocurra actividad sin licencia en el futuro, continuaremos investigando y consideraremos acciones de cumplimiento en línea con nuestra estrategia de cumplimiento publicada”.

Por su parte, John Sauven de Greenpeace aprovechó para hacer un nuevo llamado a la prohibición de la pesca de arrastre: “Esta es una señal clara para el ministro del ambiente para que tome la acción urgente necesaria para proteger activamente nuestros océanos de la pesca industrial y detener las licencias a barcos y métodos de pesca destructivos” en todas las zonas protegidas del Reino Unido.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net