Imprimir
Bandera de Fórmula Uno

 

Juez en países Bajos desecha demandas presentadas por protección ambiental contra pista de carreras Zanvoort

En Países Bajos un tribunal de Haarlem, provincia de Holanda Septentrional, desechó la semana pasada una demanda presentada por grupos defensores del medioambiente que alegaban que las autoridades ambientales habían concedido ilegalmente permisos a la pista de Fórmula Uno Zandvoort.

Se trata de una pista de carreras de automóviles que fue adquirida en 2016 por dos inversionistas, uno de ellos el príncipe Bernhard, hermano menor del rey Guillermo Alejandro. Desde entonces ha estado impulsando que se celebre en Zanvoort el Gran Premio de Fórmula Uno, que no se celebra ahí desde 1985.

Para lograr este evento se tuvieron que ampliar las gradas y construir un camino de acceso. Los permisos a esas construcciones fueron recurridos por organizaciones del medioambiente que ante la negativa de la autoridad administrativa de reconsiderar los actos, presentaron demandas en el poder judicial.

Esas organizaciones son De Stichting Duinbehoud, Rust bij de Kust, De Stichting Natuurbelang, Mobilisation for the Environment y Milieudefensie, esta última una organización muy activa que estuvo detrás de las demandas en contra de Shell y que resultó en la orden del mayo de que reduzca emisiones.

Estas organizaciones se inconformaron desde octubre de 2011 cuando las labores de ampliación comenzaron antes de que se expidieran los permisos y pidieron a un tribunal que emitiera una orden para evitar la construcción. Esta petición fue desechada por el tribunal.

El jueves el tribunal de Haarlem desechó dos de las demandas presentadas que sostenían que las labores de construcción ponían en riesgo el hábitat del sapo corredor (Epidalea calamita) y del lagarto ágil (Lacerta agilis). En la escala de la Unión Internacional para la Conservación de la naturaleza, IUCN por sus siglas en inglés, ambas especies están en estado de conservación de preocupación menor.

Respecto de otras tres demandas, en julio el tribunal pidió que se entregara más información sobre los argumentos, incluido el nivel de emisiones de óxido de nitrógeno que las carreras generan y el ruido. Se estima que la investigación tomará otros tres meses.

Sobre la decisión del jueves, Marc Janssen, director de Stichting Duinbehoud declaró a DutchNews.nl lo siguiente: “El tribunal encuentra inaceptable que más de 10 hectáreas de hábitat para la protección de especies animales estén perdidas; es una declaración en contradicción con la legislación en materia de conservación.” Marc Janssen adelantó que piensan apelar la decisión.

El grupo propietario de la pista Zandvoort pretendía en 2019 que el Gran Premio de Fórmula Uno se celebrara en mayo de 2020, pero debido a la pandemia sus planes se pospusieron. Así, se fijó entre el 3 y el 5 de septiembre como fechas de la carrera.

El viernes el primer ministro Mark Rutte y el secretario de salud, Hugo de Jong, anunciaron las nuevas medidas que anti Covid que se implementarán en el país, si las tasas de infección y hospitalización lo permiten. Según estas medidas será hasta el 20 de septiembre cuando se permita el acceso a cines, teatros, eventos deportivos y demás sitios de entretenimiento, mediante una “prueba de ingreso”. Sin embargo, la página web de Zandvoort sigue anunciando que la carrera se efectuará a principios de septiembre. Quizá como es al aire libre las autoridades hayan autorizado por haber menor riesgo de contagio.

Más información dutchnews.nl

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net