Imprimir
Arco del Triunfo, París

 

Nueva queja contra autoridades parisinas por contaminación por plomo derivada del incendio de Notre Dame

En un tribunal de París, Francia, la mañana del 5 de julio, dos familias afectadas, la Asociación Henri Pézerat y la confederación de sindicatos Confédération Générale du Travail, CGT, presentaron acción legal en contra de varias autoridades francesas por “grave negligencia” en la protección a residentes de la zona tras el incendio en la catedral de Notre Dame el 15 de abril de 2019, que dejó una seria contaminación de plomo.

Se trata de una grave contaminación si tomamos en cuenta, como se expone en la documentación legal, que durante el incendio se derritieron más de 400 toneladas de plomo con que estaba construido el techo y la aguja de la catedral y que, según un estudio realizado en noviembre de 2019 por el Instituto Nacional de Medioambiente y Riesgos Industriales se pudo haber esparcido este tóxico polvo hasta 50 kilómetros más allá del incendio.

Sin embargo, pocos días después del incendio, las autoridades de la alcaldía de París aconsejaron a los vecinos de la zona limpiar sus casas, muebles y pertenencias con toallitas húmedas, sin haber tomado en consideración los graves efectos del plomo en la salud de las personas, particularmente niños y embarazadas y no fue sino hasta tres meses después que se ordenó una limpieza profunda en las escuelas y la toma de muestras de sangre de niños y embarazadas para medir niveles de plomo. El envenenamiento por plomo puede causar trastornos psicomotores, trastornos neurológicos graves, debilitar el sistema inmunológico, aumentar la presión arterial o causar cáncer de riñón.

Hace dos años la CGT y la Asociación Henri Pézerat que establece redes de apoyo en materia de salud y medioambiente, pidieron que el sitio fuera cerrado y descontaminado antes de iniciar los trabajos de restauración, y que se hiciera un mapa de todas las personas que quedaron expuestas al plomo, incluyendo bomberos, trabajadores y residentes.

La nueva acción legal, presentada por el abogado Françoise Lafforgue, se fundamenta en la documentación obtenida en junio de la Inspección del Trabajo que en agosto y septiembre de 2019 alertó al Ministerio de Cultura sobre las fallas en el sistema de descontaminación de la zona, exponiéndose a los trabajadores y a sus familiares, y del Fondo Regional del Seguro de Salud Île-de-France que en junio de ese mismo año alertó de tasas de concentración de plomo en polvo muy por encima del umbral regulatorio en zonas que nunca fueron cerradas al público.

El abogado Lafforgue explicó que hay retención de información por las autoridades de salud por lo que esta acción legal tiene la pretensión de que se entregue toda la información necesaria sobre este grave problema de salud pública.

Los quejosos añaden que desde el 17 de mayo se volvió a ordenar el cierre de la plaza de la catedral por el elevado nivel de plomo, pero que no tomaron en cuenta en las medidas preventivas a las escuelas y guarderías que se localizan a menos de 500 metros de esa zona. Lo continúo de la elevada contaminación ha retrasado las labores de restauración.

En julio de 2019 la organización medioambiental Robin des Bois presentó también una acción legal en contra de las autoridades de París por no estar alertando suficientemente a la población sobre los riesgos de la contaminación. Aparentemente esta queja fue desechada por lo que la misma organización volvió a presentar una queja en abril pasado.

La queja presentada esta semana nombra autoridades responsables a Fondo Regional del Seguro de Salud Île-de-France, al Departamento de Policía de París y a la Ciudad de París, acusándolos de negligencia grave por haber minimizado los riesgos a la salud después del incendio.

Más información then24.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net