Contaminación del aire

 

Está por resolverse inusual demanda contra autoridades por la elevada contaminación del aire en Yakarta

Estaba previsto que esta semana el Tribunal de Distrito de Yakarta Central, Indonesia, dictara resolución respecto de la demanda presentada hace dos años por los altísimos niveles de contaminación del aire de la ciudad y la falta de acción por las autoridades nacionales y locales para hacer frente a este grave problema.

La demanda fue presentada por varias personas que han sido afectadas por la contaminación del aire en contra del presidente de Indonesia, Joko Widodo, los ministros de salud, medio ambiente y asuntos internos y de los gobernadores de Yakarta y de las provincias que forman ya parte de la zona urbana de la capital.

En la demanda se expone que la contaminación del aire en la ciudad es mucho más alta que los límites máximos permitidos que, según la legislación interna, son más elevados que los aconsejados por la Organización Mundial de la Salud. Pero aún estos límites no son verificados debidamente lo que ha resultado en que muchas personas sufran asma y otras enfermedades respiratorias. Los niños son particularmente susceptibles a estas enfermedades como lo demostró el caso en el Reino Unido de una niña de 9 años cuya causa de muerte fue la contaminación del aire. Además, análisis sugieren que esta elevada contaminación puede empeorar los efectos del Covid-19.

La demanda pide que se expidan normas más estrictas respecto de los contaminantes más peligrosos, que apliquen al gobierno nacional y a los locales y que las autoridades las hagan cumplir activamente, particularmente en la zona metropolitana de Yakarta, una ciudad de más de 29 millones de habitantes.

Estudios muestran que las emisiones vehiculares son la fuente más grande de contaminación del aire en la ciudad, seguida de las plantas de energía de carbón. Otras fuentes importantes que, sin embargo no están reguladas, son la fusión y reciclaje de baterías y la quema de madera, plástico o llantas para generar calor.

Una de las 32 demandantes es Yuyun Ismawati, cofundadora de la organización ambiental Fundación Nexus3 y ganadora del Goldman Environmental Prize en 2009. Sobre las fuentes de contaminantes, dice que las inspecciones vehiculares, cuando se hacen, son inadecuadas, además de que las plantas de energía no tienen filtros adecuados. “Todos tenemos el derecho a vivir en un ambiente sano”, dijo.

Durante el proceso judicial, las autoridades de las provincias han explicado que están haciendo más esfuerzos para tratar de combatir el problema que, desde luego, también los ha afectado en lo personal. Incluso, el gobernador de Yakarta ha dicho que la demanda, lejos de ser un problema a su administración, es una forma de trabajar en colaboración.

Es interesante hacer notar que un mes después de que se presentó esta demanda, que es inusual en los tribunales del país, el presidente Joko presentó la idea de cambiar de lugar la capital para dejar los problemas de Yakarta atrás. Además de estar muy contaminada, Yakarta está en zona de inundaciones y, según un estudio de la firma británica Verisk Maplecroft realizado en 576 ciudades, es la ciudad con mayor riesgo de sufrir por factores ambientales

Con la demanda se presentó un escrito de apoyo del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos y el medio ambiente, David R. Boyd, en el que señala que la contaminación del aire es el problema ambiental más letal del mundo y responsable de cientos de miles de muertes prematuras anualmente en Indonesia. Aclaró que esas muertes ocurren a pesar de que las soluciones son bien conocidas y que el gobierno tiene la responsabilidad de implementarlas.

“Proteger los derechos humanos de los efectos nocivos de la contaminación del aire es una obligación constitucional y legislativa para los gobiernos de Indonesia, no una opción”, escribió el señor Boyd.

Estaba previsto que el tribunal emitiera su decisión esta semana, sin embargo, la sentencia fue pospuesta un mes porque los jueces notaron que faltaban algunos documentos en el expediente judicial.

Pese a estos problemas ambientales que se viven en la capital, en octubre de 2020 se aprobó un paquete legislativo conocido como Ley Ómnibus, que relaja las normas en materia ambiental, permitiendo la deforestación masiva, además de eliminar la responsabilidad legal de las empresas en zonas donde ocurran incendios, lo que aumenta el riesgo de que sigan ocurriendo estos incendios que cada año contaminan densamente la región, llegando el esmog hasta Singapur y Malasia. Es decir, un balazo en el pie.

Habrá que esperar la resolución de los jueces, si la decisión es apelada o no y si, de serles adversa, las autoridades están dispuestas a cumplir con su trabajo de aplicar normas más estrictas para la  protección a la salud de sus habitantes.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net