Contaminación

 

Consejo de Estado francés pide justificación al gobierno respecto de reducción de esfuerzos contra cambio climático

El Conseil d’Etat, Consejo de Estado, de Francia publicó este jueves una decisión, calificada de histórica, en la que conceden al gobierno francés un plazo de tres meses para que justifique por qué no aceptó tomar medidas adicionales para alcanzar las metas impuestas de reducción de emisiones de carbono para 2030.

La decisión se presenta respecto del recurso presentado en contra del gobierno de Francia por Grande-Synthe, una ciudad costera del norte del país expuesta a los efectos del cambio climático y que pidió al gobierno que tomara mayores medidas para efectivamente cumplir la meta trazada por Francia para reducir en un 40 por ciento las emisiones en 2030. Ante el rechazo del gobierno a esta solicitud, la ciudad decidió presentar su caso ante el Consejo de Estado, un órgano que por un lado actúa como consejero del estado para la presentación de iniciativas de ley y elaboración de decretos y, por el otro, es el máximo tribunal en materia administrativa.

La solicitud de Grande-Synthe fue apoyada por las ciudades de París y Grenoble y por varias organizaciones como Oxfam France, Greenpeace France y Notre Affaire A Tous. Tanto el recurso presentado como las intervenciones de terceras partes fueron aceptados por el Consejo de Estado.

Este jueves, en una decisión que se considera tan importante que incluso fue publicada en inglés, el Consejo de Estado ordena al gobierno a justificar cómo el rechazo a tomar medidas adicionales para reducir las emisiones es compatible con los objetivos impuestos para 2030.

Lo anterior porque, con fundamento en el Acuerdo de París de 2015, fundamentado a su vez en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que entró en vigor el 21 de marzo de 1994, la Unión Europea, Francia incluida, se comprometió a reducir las emisiones de carbono en un 30 por ciento para 2030 en comparación con los niveles de 2005. A Francia le correspondió una reducción del 37 por ciento, que en un ambicioso programa llevó en una ley nacional a una meta del 40 por ciento.

Para cumplir esta meta el gobierno aprobó una ruta de cuatro periodos (2015-2018, 2019-2023, 2024-2028 y 2029-2033) cada uno con un tope de emisiones, llamado “presupuesto de carbono”, que progresivamente va en descenso.

Un decreto del 21 de abril de este año pospuso algunos de los esfuerzos para la reducción de emisiones hasta 2023 y es respecto de este decreto que el Consejo de Estado pide al gobierno una justificación que se hace muy importante a partir del hecho de que las reducciones planeadas para el primer periodo de 2015-2018, establecidas en una reducción del 2.2. por ciento por año no fueron alcanzadas, quedándose en un 1 por ciento por año. Es decir, se plantea una reducción de esfuerzos para reducir metas que hasta el momento no han sido alcanzadas.

En específico, el Consejo de Estado pide al gobierno francés que explique cómo es compatible con las metas de reducción establecidas en decreto la negativa de tomar medidas más estrictas para reducir las emisiones y retrasar los peores efectos del cambio climático que afectan a localidades como Grande-Synthe

Si el Consejo de Estado llega a considerar que la justificación no es satisfactoria, “podría considerar requerir medidas adicionales para lograr el objetivo del 40 por ciento para 2030.”

Ya veremos cómo responde el gobierno de Emanuel Macron que se ha querido presentar al mundo como el líder en contra del cambio climático, pero con exiguos esfuerzos en su país.

Más información conseil-etat.fr

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net