Restaurante

 

El gobierno de Dinamarca anuncia plan ecológico de adquisiciones que incluye servir menos carne en sus comedores

Este jueves, el gobierno de Dinamarca dio a conocer la estrategia de un plan verde o ecológico tendiente a hacer del gobierno uno más ambientalmente sustentable, incluyendo la disposición de no servir platillos de carne dos veces a la semana en los comedores públicos.

Una de las estrategias más importante para contribuir en la reducción de los gases efecto invernadero es la reducción del consumo personal de carne roja, de tal forma que se han iniciado varios movimientos como “Vaganuary” o “vegaenero” para que en enero no se consuma carne o que a lo largo del año se limite a una vez al mes la ingesta personal de este alimento. El aviso del impacto de la producción de alimentos cárnicos y lácteos fue realizado en 2018 por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático, IPCC por sus siglas en inglés, que destacó que más de la mitad de las emisiones por la producción de alimentos vienen de productos animales.

Tomando esta información en consideración, el nuevo plan del gobierno danés hacia una sustentabilidad apunta a dejar de ofrecer platillos con carne dos veces por semana en los comedores del gobierno, como lo que funcionan en organismos y dependencias del gobierno, aunque de momento solo obligan a los comedores del gobierno nacional y no a los administrados por autoridades municipales ni regionales.

El plan también establece disposiciones para que las adquisiciones del gobierno sean más sustentables. Así, se instruye a que los vehículos que se adquieran para uso oficial sean eléctricos, que se compren productos de limpieza más ecológicos y que todos los focos que se usen en oficinas públicas se cambien a luces LED. Además, se establece la obligación de que por lo menos el 60 por ciento de los alimentos que se compren para los comedores públicos sean orgánicos (mientras en México el secretario de agricultura insiste en postergar la prohibición del uso de herbicidas como el glifosato, pero esto es otro tema).

“Por primera vez en la historia, el gobierno ha lanzado una estrategia completa para adquisiciones públicas ecológicas”, declaró el ministro de Finanzas, Nicolai Wammen. “Lo hacemos porque queremos ser mejores en lo que respecta al clima, medio ambiente y sustentabilidad cuando compremos en el futuro. Como uno de los primeros países en el mundo, establecimos una cifra de cuántas adquisiciones públicas ecológicas ayudarán a reducir las emisiones totales de Dinamarca”. Esta cifra quedó establecida en adquisiciones para consumo del sector público por 380 millones de coronas danesas, que contribuyen con 12 millones de toneladas de emisiones de CO2.

Tomando en consideración el impacto al medio ambiente, así como el impacto en la salud de los habitantes, en mayo de 2019 la ciudad de Ámsterdam, Países Bajos, aprobó una medida que también tiene que ver con reducir el consumo de carne y de productos de origen animal en lo general, cambiando el menú de lo que ofrecen en eventos públicos para ofrecer opciones vegetarianas o veganas, salvo que anticipadamente se solicite que se sirva carne.

Es una buena señal que los gobiernos tomen este tipo de medidas que son indicativas de que empiezan a tomar en serio la amenaza que representa para la humanidad el cambio climático.

Más información nord.news

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net