Más de 20 empresas piden al gobierno británico ampliar propuesta de ley a insumos provenientes también de tala legal

En el día final de la consulta de una propuesta de ley presentada por el gobierno del Reino Unido para que las grandes empresas no compren insumos que vienen de la tala ilegal de bosques, veintiuna de estas grandes empresas firmaron una carta en la que piden que la ley sea más estricta y no se limite a tala ilegal.

“Limitar la acción a la deforestación ilegal no alcanzaría a detener la pérdida de los ecosistemas naturales, especialmente cuando los gobiernos tienen discreción para decidir qué es legal”, se lee en la carta firmada por empresas en el mundo como Unilever, Nestlé, McDonald’s y Pilgrim's Pride y otras conocidas en Europa como los supermercados Tesco, Lidl, la productora de alimentos Greencore y la cadena de restaurantes de comida rápida Nando’s.

La propuesta de ley que fue puesta a consulta pública está dirigida solo a las grandes empresas que operan en el Reino Unido para prohibirles que utilicen o distribuyan productos que vienen de bosques talados ilegalmente.

En la carta, las empresas aseguran los efectos en el clima y en la naturaleza son los mismos se trate de deforestaciones legales o ilegales y piden al gobierno que también amplíe el ámbito de aplicación de la ley a las medianas empresas para que tampoco puedan seguir importando bienes provenientes de lugares deforestados y obtengan de esta forma una ventaja competitiva.

La iniciativa de ley también ha sido opuesta por grupos ecológicos que señalan que no tiene caso proteger solo los bosques británicos, como lo ha reiterado el actual primer ministro, si los ingredientes de los alimentos o del forraje, como carne, cacao, soya, hule y aceite de palma, contribuyen a la destrucción de ecosistemas en otras partes.

“La legislación propuesta permitiría continuar con una deforestación rampante en lugares clave como Indonesia y Brasil (donde mucha de la deforestación es legal)”, dijo Robin Willoughby del grupo ecologista Mighty Earth. “Con el Amazonas en llamas y los bosques siendo cortados en tasas alarmantes, la naturaleza no reconoce entre la deforestación legal e ilegal”, aseguró el especialista.

Sobre estos señalamientos, una vocera del gobierno dijo que analizarán opciones. "Nuestro enfoque propuesto está diseñado para abordar la deforestación ilegal que representa casi el 50 por ciento de la deforestación a nivel mundial, pero más cerca del 90 por ciento en biomas clave, incluida parte de la Amazonía". Añadió que "si las leyes forestales existentes en Brasil se aplicaran adecuadamente, los expertos creen que la cubierta forestal aumentaría en un 10 por ciento”.

Por su parte, Chris Brown, director de Abastecimiento Sostenible de los supermercados Asda dijo que la propuesta del gobierno no hace lo suficiente para proteger a los ecosistemas frágiles. “Necesitamos informes completos a lo largo y ancho de la cadena de suministro, aunado a incentivos para los proveedores que avancen hacia una producción más responsable con el medio ambiente.”

Para que el gobierno redactara esta iniciativa de ley, los hábitos de consumo y opiniones de los consumidores británicos fueron un factor importante. Según la organización WWF, el 67 por ciento de los consumidores que entrevistaron en el Reino Unido quieren que el gobierno haga más para evitar la deforestación y el 81 por ciento pide una mayor transparencia sobre el origen de los productos que son importados.

Las noticias que se han dado a conocer sobre la deforestación en el Amazonas han, probablemente, contribuido con estas inquietudes y ya algunos países de Europa, como Francia, han planteado la posibilidad de limitar la importación de carne de Brasil.

A partir de los comentarios que se han recibido, el gobierno británico revisará la iniciativa y, en su caso la modificará antes de que se convierta en ley vigente.

Más información bbc.com

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net