Sala judicial

 

Progenitores presentaron petición para que la demanda de los jóvenes por falta de políticas climáticas no se deseche

A principios de septiembre una grupo de padres y abuelos de Canadá presentaron un escrito de apoyo a la demanda que en octubre de 2019 quince jóvenes presentaron en contra del gobierno de su país por la falta de objetivos para abordar el cambio climático.

La demanda, como todas la de este tipo que se han presentado por jóvenes en el mundo, no pide ninguna compensación económica, sino que se obligue al gobierno a implementar e instrumentar políticas eficaces de combate al cambio climático argumentando que la falta de estas políticas es un atentado a los derechos humanos de niños y jóvenes a la vida y a la salud, entre otros.

En el caso especifico de Canadá, los quince jóvenes promoventes exponen que la Carta de Derechos protege sus derechos a la vida, libertad y seguridad, además del derecho a la igualdad que está siendo infringido porque la juventud e infancia “soportará una carga desproporcionada” por los efectos del cambio climático.

“Esencialmente estamos pidiendo protección judicial de nuestro gobierno lo que es una vergüenza inimaginable. En una democracia, ¿cómo nos encontramos… en esta situación?” dijo Albert Lalonde, un estudiante universitario de 18 años en Montreal y uno de los demandantes en el caso. Añade que no solo el gobierno se ha negado a actuar sino que ha empeorado la crisis al poner el desarrollo económico y los intereses corporativos por encima de las políticas que reducirían las emisiones de gases efecto invernadero y otros daños.

Durante la campaña política de 2015 el gobierno actual prometió reducir las emisiones de metano en un 40 y 45 por ciento para el 2025, comparado con su nivel en 2012. Sin embargo, no fue sino hasta 2018 que se aprobaron las regulaciones para alcanzar ese objetivo y la completa implementación de esas leyes no se dará sino hasta 2023 por lo que, si se obtiene una reducción, se prevé que solo sea del 29 por ciento para 2025.

Este recurso fue presentado ante un tribunal federal en Vancouver. Como respuesta, el gobierno federal de Canadá expone que los jóvenes no tienen legitimación para presentar este caso que no es, además, facultad de revisión de los tribunales y por ello ha pedido que la demanda sea desechada.

Está previsto que las audiencias respecto de esta petición sean escuchadas el 30 de septiembre y el 1 de octubre y ha sido en apoyo a los jóvenes que madres, padres, abuelas y abuelos han presentado una petición para que el caso se sostenga y sea revisado judicialmente.

La organización que ha presentado la petición se llama For Our Kids y tiene capítulos en varias ciudades canadienses. Básicamente están pidiendo que el caso sea escuchado porque es en el mejor interés de los niños y jóvenes que el tema del cambio climático y las políticas, o falta de ellas, sea abordado.

“No veo que se estén tomando las medidas necesarias para asegurar que su futuro es sano y seguro desde una perspectiva climática”, declaró a vice.com, Alayne Moody, madre de dos e integrante del capítulo de Montreal de For Our Kids. “Siento en cada parte de mi ser que algo necesita hacerse.”

La acción legal de los jóvenes está siendo financiada por la Fundación David Suzuki.

La respuesta del gobierno canadiense recuerda a la que el gobierno federal de los Estados Unidos dio a la demanda presentada por jóvenes de Oregon con el mismo objetivo, en el caso clasificado como Juliana vs. Estados Unidos. En este caso el gobierno federal ha hecho hasta lo imposible para que sea desechado que, después de varias peticiones que han llegado hasta la Suprema Corte, los jóvenes siguen esperando que, finalmente, su caso pueda ser escuchado en un tribunal de primera instancia, aunque cada vez las posibilidades de que esto pase parecen reducirse.

Esperemos que a los canadienses les vaya mejor.

Más información vice.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net