Contaminación, humo

 

Para Volkswagen las malas noticias se siguen acumulando. Este lunes, la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de los Estados Unidos concluyó que los condados pueden demandar, conforme con sus leyes locales de contaminación ambiental, a la armadora de autos por el software ilegal usado en sus automóviles diésel para ocultar a las emisiones contaminantes.

Estas decisiones se siguen refiriendo al llamado dieselgate, el esquema descubierto en 2015 por las autoridades estadunidenses del medio ambiente, EPA, según el cual Volkswagen instaló un software en vehículos que funcionan con diésel para encubrir las emisiones de contaminantes.

Hasta el momento, Volkswagen ha pagado en Estados Unidos más de 20 mil millones de dólares derivadas de acciones civiles y penales federales, incluyendo el pago de multas impuestas por la EPA, Environmental Protection Agency, con fundamento en la ley federal de Aire Limpio.

Estos acuerdos no eximieron a la empresa alemana de responsabilidad respecto de las legislaciones locales de tal forma que dos condados, Salt Lake en el estado de Utah y Hillsborough en Florida, demandaron por los daños al medio ambiente ocasionados por las emisiones contaminantes de los vehículos que tenían el dispositivo para ocultar estas emisiones.

La contaminación provocada por los vehículos de diésel de Volkswagen no es menor. Investigadores del Massachusetts Institute of Technology, MIT, y de otros institutos estimaron que en 2017 que el exceso de emisiones de los vehículos afectados vendidos en los Estados Unidos podría ser causa de unas 60 muertes prematuras a nivel nacional. En Europa ese número aumentó a 1,200 muertes prematuras, con cada persona perdiendo hasta una década de vida como resultado del exceso de las emisiones de los autos vendidos tan solo en Alemania.

Ante las demandas de los condados, Volkswagen expuso en su defensa que la aplicación de la Ley de Aire Limpio, federal, prevalecía sobre las legislaciones locales y que el acuerdo al que había llegado con la EPA incluía ya indemnizaciones a los estados.

En 2018 una Corte Federal en California estuvo de acuerdo con la empresa alemana, pero los dos condados apelaron la decisión.

Los tres magistrados del panel de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito concluyeron que nada en la Ley de Aire Limpio sugiere que los legisladores tuvieran la intención de que las armadoras de autos estuvieran fuera del alcance de las leyes locales, con lo que abren la puerta para que más condados presenten demandas por daños al medio ambiente, lo que, a juicio del panel de magistrados, podría representar una “tambaleante responsabilidad” para Volkswagen. Esto porque en conjunto, los dos condados pedían que se impusieran sanciones de 5,000 dólares por día por el exceso de emisiones en por lo menos 6,000 vehículos, lo que equivale a más de 10 mil millones de dólares al año.

Sobre la decisión, la empresa alemana emitió un comunicado en el que manifiesta que “respetuosamente, no está de acuerdo” con la decisión. “La EPA investigó la conducta de Volkswagen y la compañía firmó acuerdos históricos que compensan a los estados y consumidores en todo el país”, se lee en el comunicado. “Tenemos la intención de buscar una revisión adicional del Noveno Circuito y, si es necesario, de la Corte Suprema. Volkswagen tiene la intención de defender estas acciones enérgicamente.”

Esta no es la única decisión adversa que la empresa ha recibido durante la cuarentena. Apenas la semana pasada, la Corte Federal de Justicia de Alemania, BGH por sus siglas en alemán, emitió un importante fallo en el que se ordena a la armadora de automóviles Volkswagen a compensar a un comprador engañado por el Dieselgate, lo que abrió la puerta para que más consumidores busquen ser compensados.

Según declaraciones de 2019 del responsable de finanzas del consejo del Grupo VW, Frank Witter, Dieselgate había costado hasta entonces 30 mil millones de euros entre multas, compensaciones, reembolsos y reparaciones. Por otros riesgos legales, como el que podría devenir de las acciones colectivas y de este y otros fallos, la empresa anunció que ha apartado provisionalmente mil millones de euros adicionales y no descartan otros costos adicionales. Quizá a partir de esta sentencia en los Estados Unidos, decidan apartar una cantidad sustancialmente mayor.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net