Ártico

 

Suprema Corte noruega revisará caso en contra de concesiones petroleras en el Ártico

La Corte Suprema de Noruega, Høyesterett, escuchará el caso presentado en 2016 por varios grupos ecológicos en contra de la decisión del gobierno de haber autorizado la exploración petrolera en el Mar de Barents en el Océano Ártico.

La demanda fue presentada ante los tribunales de Oslo por organizaciones como Natur og Ungdom (Jóvenes y Naturaleza), Greenpeace y por el reputado profesor e investigador estadounidense James Hansen acusando al gobierno conservador de la primera ministra Erna Solberg de estar infringiendo el artículo 112 de la Constitución noruega, reformado en 2014, y que establece lo siguiente: “Cada persona tienen el derecho a un medio ambiente que sea propicio para la salud y a un medio ambiente natural cuya productividad y diversidad sea mantenida. Los recursos naturales deben ser administrados sobre las bases de consideraciones integrales de largo plazo por lo que este derecho será salvaguardado para futuras generaciones”.

Con esta demanda se recurre el gobierno de permitir a 13 compañías petroleras, incluidas Statoil, Chevron y Aker BP, la exploración petrolera en Mar de Barents, en el punto más al norte proyectado hasta el momento.

Los demandantes no han tenido mucho éxito pues en enero de 2018 la Corte de Oslo falló en su contra y luego se les negó el derecho de apelar directamente ante la Suprema Corte. En esa decisión, la corte de Oslo estuvo de acuerdo con la posición del abogado del gobierno Fredrik Sejerstad quien expuso que la política petrolera de Noruega debe ser decidida por el Parlamento y no por los tribunales. Además aseguró que cualquier victoria judicial de las organizaciones ecológicas significaría restar poderle Parlamento e incluso una amenaza al democracia de Noruega.

Pese a estas derrotas, las organizaciones siguieron adelante por la vía judicial normal, pero en enero la Corte de Apelaciones sostuvo el fallo de primera instancia.

Pese a esa nueva derrota, los demandantes decidieron presentar su caso ante el máximo tribunal sobre la decisión de la Corte de Apelaciones de que la Constitución sí concede un derecho justificable a un medio ambiente sano y que “el alcance de las responsabilidades de Noruega incluye el daño ambiental causado por el uso del petróleo noruego exportado en otros países".

De esta forma, la Corte Suprema revisará el caso que ha recibido apoyo de cantantes, artistas, académicos y más de medio millón de noruegos que han firmado una petición en contra de estas concesiones petroleras en el Mar de Barents.

La presentación del caso ante la Suprema Corte ha recibido también importantes donativos de varios grupos, entre ellos de la joven líder ambientalista sueca Greta Thunberg quien donó parte del dinero que recibió como premio de la organización noruega Fritt Ord que promueve el derecho a la libre expresión.

Así, habiendo asegurado el dinero para los gastos legales que esta acción exige, Frode Pleym, director de Greenpeace en Noruega, dijo: “Esperamos un minucioso análisis sobre si el gobierno infringió la Constitución cuando eligió otorgar nuevas licencias petroleras en el Ártico, aunque sabían que el mundo está en medio de una crisis climática.

“Creemos que el estado debe hacerse responsable y que esas concesiones petroleras deben ser clasificadas como inválidas”, aseguró el líder ambientalista en un comunicado con fecha del 20 de abril, agregando que “una victoria será histórica y tendrá grandes consecuencias para el clima”.

Esperemos que aseguren esta victoria.

Más información newsinenglish.no

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net