Imprimir
Categoría: Justicia Climática
Visto: 175
powered by social2s
Vasos de unicel en la playa

 

La semana pasada, la Asamblea Legislativa de Costa Rica aprobó una ley que prohíbe la importación, venta y distribución en el país de recipientes y envases de poliestireno expandido conocido en México como unicel y en Costa Rica como estereofón.

La ley aprobada prevé como excepciones los productos que no sea ambientalmente viable el uso de materiales alternativos por cuestiones de conservación o protección; los embalajes de electrodomésticos y afines; y, los recipientes de usos industriales y de construcción.

Para que los comerciantes cumplan con esta ley se otorga un periodo de gracia de dos años y se instruye al gobierno a prestar apoyo a las empresas en su transición hacia envases y recipientes más amigables con el medio ambiente.

Las infracciones a esta disposición podrán recibir sanciones de multa de hasta 4,4 millones de colones, equivalentes a unos US$7,500.

La aprobación de esta ley forma parte del impulso que el gobierno está dando para hacer de Costa Rica un país con más elementos de protección al medio ambiente. Así, a principios de este año, el gobierno presentó a la Asamblea Legislativa el proyecto 21.159, Ley para solucionar la contaminación de residuos plásticos.

Además de eliminar la comercialización de productos de unicel, objetivo logrado, pretende prohibir también la comercialización de productos de plástico de un solo uso y los que incluyan microperlas o microplásticos, prohibiendo a las instituciones públicas que adquieran este tipo de productos.

Además, establece un impuesto al plástico dirigido según sea el nivel de contaminante de cada producto, lo que permitiría generar unos $25 millones al año. Estos recursos servirían para la recolección, recuperación y revalorización del plástico en comunidades, especialmente costeras.

Dada la alta contaminación del mar y los hallazgos que hicieron estudiantes de Biología de la Universidad de Costa Rica en una muestra de 30 peces en el que todos contenían elevadas cantidades de microplásticos, la aprobación de la ley es necesaria y no solo en Costa Rica.

“Un total de 8 millones de toneladas de desechos plásticos llegan cada año a los océanos, producto de la mala gestión, de una sociedad enfocada fundamentalmente en el consumo y con malas prácticas de consumo. En Costa Rica intentamos hacer una aproximación y concluimos que aproximadamente entre 110 y 170 toneladas métricas de basura van al ambiente, un alto porcentaje llegan al mar (sic)”, declaró al Semanario Universidad, Alberto Quesada, asesor de Incidencia Política de la Fundación MarViva.

Costa Rica se une a la tendencia mundial de prohibir el uso de unicel, lo que también ocurrirá próximamente en la Unión Europea y los plásticos de un solo uso, una disposición que está vigente en Kenia, por ejemplo, desde agosto de 2017. Estas legislaciones son ejemplo de que la protección al medio ambiente no es incompatible con el progreso y que no sólo pueden hacerlo los países desarrollados por lo que México también debe tomar cartas en el asunto y proteger con más decisión el medio ambiente y emitir leyes estrictas en la materia.

Más información larepublica.net

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de Félix Juan Gerónimo Beltré en Pixabay

powered by social2s