Mina

 

En una gran victoria para el medio ambiente, el Tribunal Superior de Gauteng del Norte, Sudáfrica, negó este martes el permiso para apelar una sentencia, solicitado por la empresa minera Atha Africa’s para abrir una nueva mina de carbón dentro de una zona protegida.

En 2014, con fundamento en la Ley de Áreas Protegidas, el gobierno de la provincia de Mpumalanga, palabra en zulú que significa “el lugar donde el solo sale”, declaró el Ambiente Protegido Mabola con 70,000 hectáreas de pastizales. La decisión se tomó tras años de investigaciones y estudios sobre la idoneidad e importancia de proteger la zona.

Sin embargo, en 2016, los entonces ministros de recursos minerales y de asuntos ambientales de Sudáfrica concedieron una concesión de 15 años a Atha Africa’s para extraer carbón dentro del Ambiente Protegido. Esta concesión se otorgó sin haber realizado consultas públicas por lo que fue recurrida por una coalición de ocho organizaciones medioambientales.

En noviembre de 2018 el Tribunal Superior falló a favor de las organizaciones y anuló la concesión otorgada para iniciar con una nueva mina de carbón y pidió a los ministerios la reconsideración de la autorización tomando en consideración la falta de transparencia del proceso de otorgamiento de la concesión.

Esta semana, Atha Africa’s presentó su solicitud para apelar la anulación de la concesión ante el pleno del Tribunal Superior o ante la Corte Suprema de Apelaciones. La solicitud no sólo les fue negada, sino que se les ordenó pagar los gastos judiciales en que incurrieron las organizaciones de la sociedad civil que se opusieron a esta solicitud.

Los ministerios de recursos minerales y asuntos medioambientales, así como el departamento de agricultura de Mpumalanga también presentaron solicitud para apelar, pero la retiraron el lunes. El Tribunal Superior, sin embargo, les ordenó también pagar a la colación de organizaciones los gastos en que incurrieron para presentar la oposición a ese caso.

Se trata de una victoria no sólo para las organizaciones medioambientales que se opusieron a la apertura de la nueva mina, sino para la región porque la apertura de la nueva mina hubiera puesto en riesgo el abasto de agua. A nivel global, es una victoria para todos porque se ha evitado que por lo menos en una zona se sigan extrayendo combustibles fósiles que contaminan globalmente.

Más información timeslive.co.za

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net