Imprimir
Categoría: Justicia Climática
Visto: 236
0
0
0
s2smodern
powered by social2s
Paisaje nevado en Whistler

La municipalidad canadiense de Whistler, en Columbia Británica, envió una carta a la empresa de gas y petróleo canadiense Canadian Natural Resources LTD, CNRL, en la que pide que se haga corresponsable de las consecuencias del calentamiento global y contribuyan con los gastos de mitigación.

En la carta, el alcalde Jack Crompton dice que los contribuyentes de Whistler son quienes están pagando el 100 por ciento de los costos de eventos asociados con el cambio climático como “sequías, inundaciones y clima extremoso”.

De esta forma, pide a CNRL que participe de “los costos que por el cambio climático está experimentando Whistler”, incluida la inversión del municipio de 1.4 millones de dólares canadienses “en actividades comunitarias de protección contra incendios”.

“Como un pueblo con menos de 15,000 habitantes, es un costo significativo el que afrontar aunado a los costos asociados por el impacto del turismo deportivo de invierno y verano”, se señala en la misiva.

Esta carta, similar a la que otras municipalidades de Columbia Británica han escrito, forma parte de la iniciativa de la organización West Coast Environmental Law y de la Unión de Municipalidades de Columbia Británica, que pretende “exigir la responsabilidad de las empresas de combustibles fósiles”.

West Coast Environmental Law es una organización que “aprovecha el poder de la ley para resolver desafíos ambientales complejos”, según se lee en su sitio web. Señalan que “estamos transformando la toma de decisiones ambientales y fortaleciendo la protección legal del medio ambiente a través de estrategias legales de colaboración que unen las leyes indígenas y canadienses.

“Al poner la ley en manos de las comunidades y crear un riesgo legal para quienes dañen nuestra tierra, aire y agua, estamos construyendo el poder colectivo para lograr un futuro más justo y sostenible para todos”.

Whistler ha escrito esta carta no solo a la compañía de gas y petróleo canadiense sino también a otras extranjeras como British Petroleum, ExxonMobil, ConoPhillips, Royal Dutch Shell y Devon Energy.

El alcalde Crompton dice que en estas cartas no exime de responsabilidad a Whistler por su participación en el cambio climático y reconoce que la población obtiene “grandes beneficios” de los dólares de los turistas de la industria de combustibles fósiles, pero que pretenden alentar una acción sobre el cambio climático.

“Nuestro objetivo es llamar la atención al cambio climático. De ninguna forma nuestro objetivo es que alguien sienta que no es bienvenido en Whistler”, dijo el alcalde en un comunicado.

Sin embargo, hay quienes opinan que los turistas que van a Whistler desde distintas partes del mundo pueden reconsiderar su destino particularmente porque el medio de transporte en el que llegan (aviones, automóviles) usan combustibles fósiles que contribuyen en gran medida al problema que todos (o casi todos) queremos abatir.

Más información vancouversun.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

0
0
0
s2smodern
powered by social2s